Temas Especiales

07 de Apr de 2020

América

Fariñas pone fin a huelga de hambre

LA HABANA. El opositor cubano Guillermo Fariñas abandonó ayer una huelga de hambre que inició hace 135 días en demanda de la liberación ...

LA HABANA. El opositor cubano Guillermo Fariñas abandonó ayer una huelga de hambre que inició hace 135 días en demanda de la liberación de presos políticos, luego de que el Gobierno decidió la excarcelación de 52 prisioneros.

‘Fariñas declinó la huelga de hambre y sed desde este momento’, declaró la opositora Gisela Delgado tras visitarlo en el hospital de la ciudad de Santa Clara, donde está internado desde marzo.

LAS LIBERACIONES

En un encuentro el miércoles, el presidente Raúl Castro comunicó al cardenal Jaime Ortega y al canciller español, Miguel Angel Moratinos, que cinco presos serían excarcelados de forma inminente ‘en las próximas horas’ de ayer jueves y viajarían ‘de inmediato’ a España y los otros 47 en un plazo máximo de cuatro meses, quienes también podrán salir del país.

En tanto, la Iglesia católica comunicó de inmediato a los presos de su liberación.

Los 52 opositores son los que quedaban presos de un grupo de 75 condenados en 2003, y su futura excarcelación - la mayor en una década - es fruto del diálogo instalado por Raúl Castro y Ortega el 19 de mayo, que como primer resultado dejó en junio la liberación de un preso muy enfermo y el traslado de otros 12 a cárceles en sus provincias.

Con el inicio de la mediación de la Iglesia, Fariñas, quien rechazó varias ofertas de un avión ambulancia de España, aceptó bajar su exigencia de 25 a por lo menos 10 excarcelaciones, y el miércoles había dicho que comenzaría a beber agua una vez fueran liberados los primeros cinco prisioneros.

LA HUELGA

Durante su huelga de hambre, en la que tuvo varias crisis de salud, el opositor fue acusado públicamente por las autoridades cubanas de ser un ‘agente de EEUU contrarrevolucionario’ y antisocial ‘violento’.

El 4 de abril, Raúl Castro acusó a EEUU y Europa de una campaña para desacreditar a la revolución, de manipular ‘con cinismo y desfachatez’ la muerte de Orlando Zapata, y los responsabilizó de lo que pasara con Fariñas. ‘No cederemos jamás al chantaje’, expresó el líder en ese entonces.

La huelga de Fariñas acrecentó las demandas de excarcelaciones y las críticas en la Unión Europea y Estados Unidos por la situación de derechos humanos en la isla de gobierno comunista.

REACCIONES

Por su parte, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, dijo ayer que su Gobierno estaba ‘animado’ con el anuncio. ‘Creemos que eso es una señal positiva’, dijo tras considerar sin embargo que la medida pudo haber llegado antes.

Antes de partir para Madrid el miércoles, Moratinos dijo que esperaba que las excarcelaciones llevaran al levantamiento de la ‘Posición Común’ de la Unión Europea, un mecanismo que condiciona las relaciones con la isla a cambios políticos y al respeto a los derechos humanos.