Temas Especiales

13 de May de 2021

América

El cautiverio deja cicatrices emocionales

BOGOTÁ. El concejal colombiano Marcos Baquero aseguró hoy que los 19 meses que las FARC lo mantuvieron secuestrado le dejó una ‘cicatriz...

BOGOTÁ. El concejal colombiano Marcos Baquero aseguró hoy que los 19 meses que las FARC lo mantuvieron secuestrado le dejó una ‘cicatriz’ emocional, por lo que iniciará campañas para buscar la liberación de otros 16 uniformados en poder de esa guerrilla.

‘Esto le queda a uno como una cicatriz y toca seguir trabajando por el Guaviare y por los demás secuestrados que se encuentran en poder de las FARC’, explicó el cabildante de la localidad de San José del Guaviare (sur), secuestrado el 28 de junio de 2009, cuando realizaba un acto público en un área rural de esa localidad.

‘Yo creo que el hecho de ser funcionario público fue la causa para mi secuestro y no me dieron ninguna respuesta del por qué me dejaron en libertad’, comentó el político a Caracol Radio.

Agregó que durante su secuestro nunca estuvo con otros secuestrados y únicamente pudo conocer de la actualidad nacional e internacional por un radio que le suministraron las FARC.

Su único compañero durante su retención fue un gato al que llamó ‘Jeffrey’, con quien habló por meses, pues los guerrilleros tenían prohibido dirigirle la palabra.

‘Los guerrilleros me consiguieron un gato que lo bauticé como ‘Jeffrey’ y era el encargado de matar las culebras que abundaban en la zona’, relató.

El concejal fue entregado por las FARC a una misión humanitaria conformada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la ex senadora Piedad Córdoba, facilitadora en anteriores liberaciones.

Baquero llegó en la víspera a la ciudad de Villavicencio (centro-sur) en un helicóptero de Brasil y fue recibido por su familia y amigos.

Los médicos que atendieron al concejal tomaron la decisión de aislarlo de su familia y de la prensa tras mostrar un cambio en su personalidad, pues al parecer está asimilando su entorno, precisó el galeno Sergio Pérez.

Antes del domingo las FARC se comprometieron a liberar a otras cuatro personas secuestradas, en un operativo que inicia hoy, viernes.

Los guerrilleros dejarán en libertad a los concejales Armando Acuña (secuestrado el 29 de mayo de 2009); al mayor de la Policía, Guillermo Solórzano (4 de junio de 2007); al cabo del Ejército Salín Sanmiguel (23 de mayo de 2008); y al infante de Marina, Henry López, (23 de mayo de 2010).

El pasado 8 de diciembre, el comando de las FARC expresó que las liberaciones son un gesto de desagravio a la ex senadora, Piedad Córdoba, quien fue destituida del cargo en octubre pasado.

DOBLE MORAL

Por otro lado, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, señaló que estuvo tentado a suspender el proceso de liberaciones ante la información de que las FARC secuestraron a dos trabajadores de Cartón de Colombia en el municipio de El Tambo, departamento de Cauca.

‘Yo estuve tentado a suspender las liberaciones de los secuestrados porque es totalmente inaceptable que por un lado las FARC estén liberando como gesto de generosidad y por otro lado estén secuestrando compatriotas, eso es inaceptable’, aseguró el mandatario.

Santos calificó como ‘doble moral’ la actitud de las FARC que siguen secuestrando y hostigando en el país. Sin embargo, dijo que el proceso de liberación avanza sin contratiempos. ‘No vamos a suspender las liberaciones porque no vamos a frustrar esa emoción y esa esperanza que tienen las familias de estos secuestrados, pero lo que sí quiero decir es que esta doble moral es inaceptable’.