Temas Especiales

07 de Mar de 2021

América

Endurecen posición frente a la guerrilla

COLOMBIA. El presidente colombiano Juan Manuel Santos endureció su posición frente a la guerrilla comunista de las Fuerzas Armadas Revol...

COLOMBIA. El presidente colombiano Juan Manuel Santos endureció su posición frente a la guerrilla comunista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a la que advirtió que si continúa con la violencia ‘encontrará una tumba’, en medio de un recrudecimiento de sus ataques que dejaron 5 uniformados y 3 civiles muertos.

‘A esos miembros de las FARC que todavía creen que a través de las armas van a lograr algo, (quiero) decirles que el único futuro que les queda si siguen con la violencia va a ser una tumba o una cárcel’, dijo Santos.

Sus palabras son bastante más duras que las de su discurso de investidura en agosto pasado, cuando dijo que no había tirado la llave de la puerta a un diálogo con los insurgentes, condicionado al cumplimiento de varias exigencias.

Los ataques de las FARC coinciden con los tres años de la muerte de su segundo comandante general, Raúl Reyes, en un campamento rebelde en Ecuador bombardeado por el Ejército colombiano, cuando Santos era ministro de Defensa.

En el poblado de Caloto, departamento de Cauca (sur), cerca de una docena de g uerrilleros de las FARC asaltaron un helicóptero que llevaba dinero para el estatal Banco Agrario.

En ese asalto los insurgentes mataron a c uatro policías y dos civiles, entre ellos una mujer que fue alcanzada por una de las balas, informó el general Orlando Pineda.

El gobernador de Cauca, Alberto González, reconoció ayer, miércoles, que la situación en su departamento es muy delicada, porque allí confluye una ‘red maldita de narcotráfico, guerrilla y bandas criminales’, integradas algunas de estas últimas por ex paramilitares de extrema derecha.

‘En el Cauca la violencia aumentó 35% entre 2009 y 2010’, dijo a la AFP Alfredo Rangel, director de la Fundación Seguridad y Democracia, quien explicó que las FARC todavía mantienen capacidad de ataque en algunas zonas, pese a la ofensiva en su contra’. Santos, que como ministro de Defensa del ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010) fue el encargado de poner en marcha esa ofensiva contra las FA RC, instó a los rebeldes a dejar las armas. ‘Desmovilícense, que el Estado les ofrece una mano para reintegrarse en la sociedad’, dijo el mandatario. Apenas unas horas después de ese llamado, un soldado y un campesino murieron en un ataque de las FARC a una caravana oficial que se desplazaba por una carretera del municipio de Apartadó, departamento de Antioquia.