26 de Sep de 2022

América

Cuestionan la tesis chilena

LIMA. Perú afirmó que las reivindicaciones marítimas de Chile reposan sobre una interpretación ‘creativa’ de tratados de hace más de med...

LIMA. Perú afirmó que las reivindicaciones marítimas de Chile reposan sobre una interpretación ‘creativa’ de tratados de hace más de medio siglo. Mientras, Chile se encuentra al inicio de la última ronda de alegatos en el diferendo con Perú ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

‘Este caso reviste la máxima importancia para el gobierno y el pueblo peruano’, recordó el embajador Allen Wagner, principal representante de Perú en el litigio. Wagner fue quien cerró la presentación de Lima en La Haya reiterando su reclamo de ‘una solución equitativa’.

‘Mantenemos todos nuestros argumentos’, indicó por su parte Alan Vaughan Lowe, miembro del equipo de juristas peruanos. Este grupo se basa en la convicción de que los tratados firmados en 1952 y 1954 no fijaron de manera alguna el límite en el Pacífico.

El tratado tripartito de 1952 firmado junto a Ecuador establece como límite entre Perú y Chile el paralelo geográfico a la altura del límite terrestre, es decir a 18 grados y 21 minutos de latitud Sur.

Lima se niega a aceptar ese paralelo como frontera, asegura que los acuerdos de 1952 y 1954 eran de índole exclusivamente pesquera. También esgrime la Convención del Mar de la ONU de 1982 y su principal axioma, las 200 millas náuticas de Perú, que muerden en el área reivindicada por Chile.

Pero las 200 millas no formaban parte de las normas jurídicas de 1952, según alegó el jurista italiano de la CIJ Tullio Treves.

Ese radio de soberanía no se correspondía con ‘el derecho internacional de esa época’. Los signatarios de entonces pretendían solamente defender sus ‘recursos pesqueros esenciales’, sostuvo Treves.

"Lo cierto es que no hubo acuerdo alguno sobre posible delimitación", insistió Treves.