Temas Especiales

05 de Dec de 2020

América

Los diálogos de paz prosiguen la próxima semana

El Gobierno colombiano y las FARC acordaron seguir adelante con el proceso de paz y cerraron el episodio crítico tras el secuestro

Los diálogos de paz prosiguen la próxima semana
Humberto de la Calle, jefe de la delegación gubernamental que negocia en Cuba el fin del conflicto armado con la guerrilla de las FARC.

Representantes del Gobierno colombiano y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron este miércoles que volverán a la mesa de conversaciones el 10 de diciembre y dieron por superada la crisis provocada luego de la captura y posterior liberación de un general, informó The Associated Press.

El negociador oficial, Humberto de la Calle, y el comandante guerrillero Iván Márquez se presentaron ante los medios de prensa en la capital cubana para dar a conocer un comunicado que fue leído por funcionarios de Cuba y Noruega, los dos garantes del proceso de paz que se adelanta en la isla desde fines de 2012.

‘Luego de analizar conjuntamente los hechos de las últimas semanas consideramos superada la crisis’, expresó la declaración que dio cuenta de que las partes volverán al diálogo luego de haber atravesado uno de los momentos más tensos del proceso.

El general Rubén Darío Alzate, junto al cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego fueron entregados el domingo por las FARC al Comité Internacional de la Cruz Roja luego de permanecer varios días en manos de los rebeldes que lo capturaron vestido de civil y sin escoltas.

No está claro aún qué estaba haciendo el oficial sin su esquema de seguridad en una región invadida por guerrilla, bandas criminales y narcotraficantes.

Los delegados del Gobierno y las FARC sostuvieron un primer encuentro el martes tras la crisis que generó el secuestro de Alzate, Rodríguez y Urrego.

La reunión, que duró poco más de cuatro horas, se desarrolló de manera ‘normal y respetuosa’, precisó una fuente gubernamental a la agencia AFP , quien añadió que el encuentro había sido ‘muy positivo’.

Uno de los puntos de discordia es una propuesta de las FARC de acordar un ‘armisticio’ para impedir que hechos del conflicto armado colombiano causen una nueva interrupción del proceso de paz, que había avanzado a paso seguro, aunque lento, hasta la captura del general Rubén Alzate.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se ha opuesto a un ‘armisticio’ durante las negociaciones, pues cree que sería aprovechado por las FARC para fortalecerse militarmente.

La comunidad internacional espera que ambas partes vuelvan a negociar y sellen a la brevedad un acuerdo que acabe el último conflicto armado en América, que ha dejado en medio siglo 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados.

GOBIERNO NEGOCIÓ LA LIBERACIÓN DE ALZATE

En una carta abierta publicada en el sitio web de las FARC, y dirigida al brigadier general Ruben Alzate, liberado tras 14 días en poder de la guerrilla, el líder rebelde ‘Timochenko’ dijo que esa captura demuestra la fortaleza del grupo insurgente, información divulgada por la agencia AFP ..

‘Es cierto que el presidente Santos reaccionó precipitadamente al suspender los diálogos de paz, condicionando su reanudación a su pronta liberación. Pero también lo es que paralelamente envió en secreto un (delegado) propio a plantear alternativas’, dijo el jefe máximo de la guerrilla , cuyo verdadero nombre es Rodrigo Londoño.