Temas Especiales

03 de Dec de 2020

América

ONU presenta ‘dudas' en implementación de acuerdos de paz

Colombia manifestó ayer su ‘sorpresa' al jefe de la Misión Especial de la ONU

ONU presenta ‘dudas' en implementación de acuerdos de paz
Guerrilleros de las FARC junto a funcionarios de la ONU.

El Gobierno colombiano manifestó ayer su ‘sorpresa' al jefe de la Misión Especial de la ONU, Jean Arnault, por una carta suya en la que plantea reparos por las dificultades señaladas en la implementación del acuerdo de paz firmado con las FARC.

En una misiva enviada a Arnault que lleva la firma de la canciller colombiana, María Ángela Holguín, y del Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, responden punto por punto a las inquietudes expresadas por la ONU en una carta dirigida a la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación al Acuerdo Final, que se filtró a la prensa el pasado sábado.

La carta de cinco páginas del Gobierno recuerda a Arnault: ‘desde hace semanas venimos insistiendo en la importancia de llevar a cabo una reunión con la Misión de la ONU (...) para revisar el cumplimiento de los compromisos que se derivan del Acuerdo Final en materia de cese al fuego y dejación de armas'.

En la carta filtrada el sábado, Arnault asegura que la construcción de los campamentos donde están reunidos los miembros de las FARC, ‘incluyendo los sitios monitoreados por la Misión donde estará gradualmente almacenado el armamento, no estaría concluida antes de fines de marzo, aunque varios campamentos y sitios pueden estar listos antes'.

Por esa razón, preguntó: ‘¿Estarían de acuerdo las partes con recalendarizar el inicio de la recepción escalonada por la misión del armamento hasta esa fecha?, ¿O estarían dispuestas a considerar otras opciones de entrega gradual?'.

En su repuesta, el Gobierno afirma que las principales dificultades en la construcción de los 26 campamentos donde ya están reunidos cerca de 6,900 guerrilleros de las FARC ‘han sido superadas'.

En cuanto a la posibilidad de ‘recalendarizar' el inicio de la dejación de armas por parte de las FARC, el Gobierno como la guerrilla han ‘insistido en que los 180 días para la dejación de armas no varían' y que esa fase no está sujeta al estado de los campamentos.