Temas Especiales

09 de Aug de 2020

América

Grupo Pastores por la Paz reafirma su compromiso de solidaridad con Cuba

Pastores por la Paz, es un grupo de interreligioso de EEUU que lleva donativos en forma de artículos y medicinas desafiando el bloqueo de EEUU impuesto hace más de 57 años

Grupo Pastores por la Paz reafirma su compromiso de solidaridad con Cuba
La directora de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO, por su sigla en inglés) y su programa "Pastores por la paz" aseguro esperan "continuar  la solidaridad y con los esfuerzos para que se levante el bloqueo", apuntó la activista norteamericana tras considerar que esa política -vigente por más de 50 años- "es anticuada e inmoral".

El grupo interreligioso estadounidense "Pastores por la paz" reafirmó hoy en La Habana su compromiso solidario con Cuba y en contra de la política de "bloqueo" económico que aplica EE.UU. a la isla, así como su disposición a enfrentar los riesgos de su activismo frente a la administración de Donald Trump.

La líder de "Pastores por la Paz", Gail Walker, señaló en rueda de prensa que esta 28ª Caravana de Amistad EEUU-Cuba organizada por ese movimiento es "de muchas formas expresión internacional de solidaridad" con la isla en la que participan educadores, estudiantes, personas de la tercera edad y una niña de seis años.

Walker precisó que en este nuevo viaje a Cuba han venido 29 personas de distintos sectores de la sociedad procedentes de Estados Unidos, México, Alemania, Puerto Rico, República Dominicana, Haití y Sudáfrica.

"Nuestra intención es seguir viajando a Cuba sea cual sea el riesgo que tengamos que afrontar para continuar expresando nuestra solidaridad", dijo la hija del fallecido reverendo Lucius Walker, fundador de este proyecto concebido para desafiar al embargo y las restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses al país caribeño.

La directora de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO, por su sigla en inglés) y su programa "Pastores por la paz" sostuvo que el nuevo Gobierno de EE.UU. "no tuvo en cuenta que no íbamos a dejar de expresar nuestra solidaridad con Cuba".

"Esperamos continuar con nuestra contribución a la solidaridad y con los esfuerzos para que se levante el bloqueo de una vez por todas", apuntó la activista norteamericana tras considerar que esa política -vigente por más de 50 años- "es anticuada e inmoral".

Otro integrante del grupo, el profesor universitario Luis Barrios, sostuvo que "Pastores por la Paz" es "un proyecto, un movimiento, una revolución, en movimiento" que está "en pie".

El profesor consideró que "el reto es que sigue el bloqueo que es ilegal, inmoral, político, cultural y espiritual".

En referencia a posibles sanciones de la administración estadounidense, aseguró que no saben lo que les espera a su regreso a EE.UU. el próximo jueves, aunque precisó que tampoco les preocupa.

"Nos vamos, llegamos y regresamos con la frente en alto, ese es el mensaje que queremos para EE.UU. y el resto del mundo y reafirmamos al pueblo de Cuba que no lo vamos a dejar solo", agregó.

"Pastores por la Paz" ha viajado a Cuba desde 1992 con donativos en forma de artículos y medicinas, lo que en varias ocasiones les ha generado confrontaciones con las autoridades estadounidenses, como ocurrió en 1993 y 1996, cuando trasladaban a la isla un autobús y computadoras.

El año pasado el servicio de recaudación de impuestos (IRS por sus siglas en inglés) de EE.UU. aplicó al grupo una sanción por violar la Ley de Comercio con el Enemigo del Departamento del Tesoro.

Los organizadores de la caravana, que nunca ha pedido autorización ni licencia a las autoridades federales de Estados Unidos para sus actividades en Cuba, se han reunido durante esta visita con autoridades del Gobierno cubano, líderes religiosos y de organizaciones sociales de la isla.

El próximo miércoles, último día de su estancia en Cuba, el grupo asistirá al acto central por el "Día de la Rebeldía Nacional", una de las celebraciones más destacadas del calendario revolucionario del país caribeño, que se celebrará este año en la ciudad occidental de Pinar del Río.