Temas Especiales

23 de Nov de 2020

América

Detenidos en Colombia empresarios vinculados a Mossack Fonseca

Por orden de la Fiscalía colombiana, fueron detenidos cuatro personas de varias nacionalidades

Detenidos en Colombia empresarios vinculados a Mossack Fonseca
La firma panameña ha sido mencionada en numerosas investigaciones, en decenas de países, por su presunta vinculación a delitos internacionales.

La Fiscalía colombiana detuvo ayer a cuatro personas, entre ellas un ciudadano ecuatoriano, como parte de la investigación mundial relacionada con los llamados Papeles de Panamá.

Los capturados son el ecuatoriano Juan Esteban Arellano Rumazo, representante legal en Colombia de la firma Mossack Fonseca; Luz Mary Guerrero Hernández, accionista y representante legal de empresas Efectivo; Sara Guavita Moreno, representante legal suplente de Servientrega, y Jorge Humberto Sánchez Amado, revisor fiscal de Efectivo.

Según detalló la Fiscalía en un comunicado ‘la oficina en Colombia de Mossack Fonseca ofreció dentro de sus servicios entre los años 2010 y 2016 un elaborado entramado financiero y societario, el cual tenía por objeto vender facturas falsas a empresas colombianas por parte de sociedades en el exterior'.

Por este caso también serán imputados por el delito de ‘falsedad ideológica en documento privado' los representantes legales, contadores y revisores fiscales de las compañías Inversiones Zambrano Pinzón Asociados, sociedad Artextil, la sociedad El Heraldo, Rymel Ingeniería Eléctrica y Medicina Nuclear Diagnostica, a cuyos miembros también los acusarán de cometer fraude procesal.

Los Papeles de Panamá originaron un escándalo en abril de 2016 tras la filtración del supuesto uso de sociedades anónimas creadas por el bufete Mossack & Fonseca para el ocultamiento en paraísos fiscales de fortunas obtenidas ilegalmente por políticos y otras figuras publicas.

Según la Fiscalía colombiana, las sociedades extranjeras ‘eran meras fachadas' con las que Mossack Fonseca firmó contratos por ‘servicios ficticios' que nunca prestaron con empresas colombianas, que sí pagaron las facturas falsas.

‘Si bien las sociedades fachada que expedían las facturas se encontraban radicadas en Panamá, Costa Rica, España e Inglaterra, el seguimiento al dinero hecho por la Fiscalía evidenció que los giros correspondientes al pago de las facturas iban a una misma entidad financiera en las Bahamas', añadió la información.

El ente acusador agregó que Mossack Fonseca cobraba un porcentaje de entre el 2.5 y 4 % del valor de las facturas y después enviaba esos recursos a otros países ‘según las instrucciones de sus clientes. Esto permitía ocultar el verdadero destino de los recursos e intenciones de los clientes de Mossack'.

Señaló además tener ‘evidencia' de que por lo menos catorce sociedades colombianas acudieron a este método.

‘Las sociedades extranjeras ‘eran meras fachadas' con las que Mossack Fonseca firmó contratos por ‘servicios ficticios”,

FISCALÍA COLOMBIANA