Temas Especiales

24 de May de 2022

América

Presión sobre Trump por caso de Khashoggi

El mandatario estadounidense ha rechazado que el príncipe heredero Mohammed bin Salman esté detrás del asesinato del periodista saudí

Presión sobre Trump por caso de Khashoggi
Donald Trump no quiere afectar las relaciones con Arabia Saudí.

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, se encuentra enfrentado a una creciente presión dentro del país para que tome medidas más drásticas contra Arabia Saudí, luego de las filtraciones de un reporte de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) en donde se culpa al príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman del asesinato del periodista Jamal Khashogui.

Las grabaciones turcas

Fuentes anónimas del Gobierno de Turquía revelaron al rotativo turco Habertürk que el periodista saudí Jamal Khashoggi fue apaleado y torturado por agentes saudíes durante cuatro minutos en el consulado de su país en Estambul, antes de ser asesinado.

De acuerdo al diario, que citó fuentes de seguridad turcas, las grabaciones en poder de Ankara (que ha compartido con otros gobiernos) indican que Khashoggi fue secuestrado momentos después de ingresar al consulado saudí el pasado 2 de octubre.

‘¡Suelte mi brazo! ¿Qué crees que estás haciendo?', decía Khashoggi al principio de la grabación estando dentro de una unidad del consulado que se ocupada de visas y otros papeles de rutina.

‘¡Traidor! ¡Te harán rendir cuentas!', decía uno de los agentes agresores.

De acuerdo con los medios estadounidenses, la CIA ha concluido que Bin Salman fue quien ordenó el asesinato de Khashoggi, un informe que Trump ha calificado de ‘prematuro', reporta la cadena Al Jazeera .

‘Nuestras agencias de inteligencia continúan evaluando toda la información, pero muy bien podría ser que el príncipe heredero tuviera conocimiento de este trágico evento, ¡tal vez lo hizo y tal vez no!', se defendió Trump, que no quiere afectar la relación de EE.UU. con Riad.

El ministro de Exteriores saudí, Abel al-Jubeir, también ha salido en defensa del príncipe heredero y rechazado la información filtrada por los medios estadounidenses.

A su vez, ha indicado que dichas alegaciones contra el príncipe ‘no tienen base en la verdad'.

Sin embargo, tanto demócratas como republicanos dentro del Congreso han empezado a pedir más acciones contra Bin Salman, así como mayor información sobre el reporte de la CIA.

‘Trump sólo dice: ‘¿Alguien realmente lo sabrá?' como si nuestras agencias de inteligencia fueran incapaces de hacer una evaluación', indicó el senador demócrata Ron Wyden.

A su vez, el senador republicano, Lindsey Graham, quien ha apoyado a Riad en el pasado, ha declarado que Bin Salman es una figura ‘desequilibrada', informa Bloomberg .

Por su parte, el Gobierno turco, que ha mantenido la presión sobre Riad en el caso de Khashoggu ha anunciado que cuenta con evidencia todavía más perjudicial contra Arabia Saudí, que incluye una segunda grabación.