La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

América

Colombia inhabilita a Odebrecht por diez años y les impone una multa

La compañía brasileña ha estado en el centro del mayor escándalo de corrupción en América Latina desde que reconoció en 2016 que sobornó a funcionarios

La multa que ordenó el tribunal colombiano contra la firma brasileña supera los $200 millones.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca multó a la constructora brasileña Odebrecht con 800,000 millones de pesos (unos $251 millones) y la inhabilitó por 10 años para firmar contratos con entidades oficiales como consecuencia de los actos de corrupción en los que estuvo implicada en Colombia.

Con esta decisión el tribunal acogió la solicitud hecha por el procurador general, Fernando Carrillo, para ‘proteger la moralidad administrativa y la defensa del patrimonio público' frente a Odebrecht, según informa la agencia Efe .

La compañía brasileña ha estado en el centro del mayor escándalo de corrupción en América Latina desde que reconoció en 2016 que sobornó a funcionarios en una decena de países.

En Colombia, la firma habría pagado unos $30 millones en sobornos a cambio de contratos en infraestructura, según investigaciones de la Fiscalía General.

Odebrecht, en asociación con firmas locales, tenía a cargo la construcción de un tramo de 528 kilómetros de una carretera hacia la costa Caribe, un contrato con un valor de más de $1,000 millones y que el tribunal ya suspendió.

En su defensa, la constructora manifestó su desacuerdo con el fallo y anunció que ‘va a apelar la decisión a instancias superiores de forma oportuna'.

Odebrecht no fue la única empresa afectada. También están implicadas la empresa Episol (filial Corficolombiana y unidad del Grupo Aval) y la constructora Carlos Solarte.

Episol también adversa de la decisión del tribunal y señala que estudia los recursos legales a su disposición para presentarlos.

Colombia solicitó en noviembre a la entidad fiscalizadora de empresas privadas inhabilitar por 20 años a Odebrecht para suscribir contratos con el Estado.

A su vez, el gobierno también se opuso a un acuerdo para archivar las investigaciones en contra de la firma, que ofreció una compensación de unos $33 millones.