Temas Especiales

12 de Aug de 2020

América

Cristina Fernández debuta como titular del Senado en una sesión contra la crisis

La expresidenta de Argentina Cristina Fernández (2007-2015), actual vicepresidenta del país, debutó este viernes como titular del Senado en una sesión extraordinaria en la que el Gobierno

La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner preside una sesión del Senado este viernes en Buenos Aires (Argentina). Fernández,
La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner preside una sesión del Senado este viernes en Buenos Aires (Argentina). Fernández,EFE

La expresidenta de Argentina Cristina Fernández (2007-2015), actual vicepresidenta del país, debutó este viernes como titular del Senado en una sesión extraordinaria en la que el Gobierno busca aprobar una ley que declara la "emergencia pública" para afrontar la recesión.

El de hoy es el primer pleno del Senado tras la asunción, el 10 de diciembre pasado, de Alberto y Cristina Fernández como presidente y vicepresidenta del país, donde quien ostenta la Vicepresidencia también ejerce la titularidad de la Cámara Alta.

La viuda del también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) ya conoce bien ese organismo por haber ejercido como senadora en varios periodos.

Como anécdota, al inicio del pleno, y tras ser llamada "presidente" por el titular del bloque oficialista, José Mayans, Fernández rectificó diciendo: "presidenta, perdón, senador, presidenta".

En la sesión, cuyo comienzo estaba previsto a las 14.00 hora local (17.00 GMT) pero se postergó más de dos horas, se tratará el proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, que el Ejecutivo envió de urgencia esta semana al Congreso y que esta misma mañana, tras más de 15 horas ininterrumpidas de debate, ya recibió el visto bueno de la Cámara de Diputados.

Se espera que el texto sea definitivamente aprobado, ya que el oficialismo tiene mayoría absoluta en el Senado.

La iniciativa incluye medidas como la creación y aumento de diversos impuestos, revisión de las tarifas de servicios públicos, suspensión del ajuste de las jubilaciones para reformular el sistema de pensiones y la delegación de facultades especiales al Ejecutivo para enfrentar la emergencia hasta finales de 2020.

Argentina, en recesión desde abril de 2018, arrastra alta inflación (los precios subieron el 52,1 % interanual en noviembre) y elevados niveles de pobreza (se prevé que ronden el 40 % de la población a final de año).

Uno de los puntos que más llama la atención en el proyecto es la imposición del impuesto "país" (para una Argentina inclusiva y solidaria) que gravará con una tasa del 30 % y por cinco años la compra de divisas extranjeras para ahorro y las compras en el exterior con tarjetas.

De los 72 escaños totales de la Cámara Alta, el interbloque que agrupa a los sectores peronistas -encabezado por el Frente de Todos- es el mayoritario con 39 senadores, dos más que la mayoría absoluta; seguido por el del opositor Juntos por el Cambio, con 28 y 5 para otros partidos.

El principal grupo de la oposición votó en contra en la Cámara de Diputados al considerar que el proyecto supone un fuerte ajuste, otorga un cheque en blanco al Gobierno y no responde a la situación real del país.

En medio de la urgencia por la situación económica, el pasado 12 de diciembre, solo dos días de asumir el poder, el Gobierno convocó sesiones extraordinarias del Congreso durante el receso vacacional de diciembre para tratar tres proyectos de ley, entre ellos este para enfrentar la "emergencia económica".

En un decreto presidencial, Fernández llamó a realizar sesiones entre el 13 al 31 de este mes, periodo que habitualmente coincide con el periodo vacacional de las Cámaras de Diputados y Senadores por el verano austral, que culmina el 1 de marzo con la apertura solemne de sesiones por parte del jefe de Estado.