Temas Especiales

25 de Oct de 2020

América

La polémica visita de la 'número dos' de Nicolás Maduro a Madrid

Las sanciones europeas obligaban a España a impedir el tránsito de la vicepresidenta venezolanadejó sin energía eléctrica a Panamá y Centroamérica

Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela.Archivo | La Estrella de Panamá

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, salió del aeropuerto de Barajas de Madrid con un vuelo comercial con destino a Doha (Qatar), tras encontrarse con el ministro de Transportes de España, José Luis Ábalos, en su avión privado. Así lo confirmaron al diario español El País fuentes de los servicios de seguridad del aeropuerto madrileño, que aseguraron que la número dos de Nicolás Maduro “no pisó en ningún momento suelo español”, sino que todos sus movimientos se limitaron a la “zona internacional de tránsito”. Sobre la mandataria venezolana pesa la “prohibición de viajar” a Estados miembros por una sanción impuesta por la Unión Europea (UE).

Según la periodista Patricia Ortega Dolz, de ese mismo rotativo, hacia las nueve de la mañana del pasado domingo 19 de enero despegó del aeropuerto de Maiquietía-Simón Bolívar, en Caracas (Venezuela) un Falcon privado de la compañía Sky Valet con tripulación turca en el que viajaba la vicepresidenta de ese país, Delcy Rodríguez, con seis asesores y el ministro de Turismo, Félix Plasencia. El vuelo iba con destino a Estambul, pero pretendía hacer una escala “técnica” —según el Gobierno español— en Madrid, donde tenía previsto quedarse además el ministro Plasencia, que venía a España para participar en Fitur, la feria turística de Madrid.

En este caso, además, la Embajada venezolana advirtió al Ministerio de Asuntos Exteriores español de que en el vuelo viajaba Rodríguez, según explicó el ministro José Luis Ábalos y confirmó la ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

Pero la número dos del presidente venezolano Nicolás Maduro es una de las 25 personalidades venezolanas sancionadas por la UE con la prohibición de viajar a cualquier país miembro. La medida coercitiva de la UE responde a “la represión política” del Gobierno venezolano contra su población civil. Y, en su artículo sexto, sobre las restricciones de la admisión, establece en el primer punto que “los Estados miembros adoptarán las medidas necesarias para impedir que entren en su territorio o transiten por él”.

Pese a todo ello y a que la “prohibición de viajar” figura entre las restricciones del citado reglamento europeo, Rodríguez despegó desde Caracas e hizo escala en Madrid, donde aterrizó a las 0.12 del lunes. “La prohibición de viajar no impide hacer escala mientras no entres en el país”, aseguran fuentes del Ministerio del Interior.

Sin embargo, fuentes especializadas en sanciones de la UE defienden que las autoridades españolas nunca debieron permitir que la mandataria venezolana descendiese del avión, que puede considerarse “territorio venezolano”.

Según esas mismas fuentes, “el aeropuerto de Barajas se encuentra en territorio español”.