Temas Especiales

02 de Jun de 2020

América

'Tráfico de drogas desde Venezuela se incrementó en los últimos años', Faller

El almirante del Comando Sur, Craig Faller, aseguró que Maduro consiente las operaciones criminales desde su territorio y se beneficia

El tráfico de drogas se incrementó en un 50% desde Venezuela por aire y mar, según el almirante Craig Faller, del Comando Sur de Estados Unidos, quien ofreció este viernes una conferencia de prensa telefónica para medios de Latinoamérica.

Recientemente el país norteño acusó a Nicolás Maduro de trafico de drogas y blanqueo de capitales y ofreció una recompensa de $15 millones para quien ofreciera información que condujera a su captura. A esto le siguió el pasado 1 de abril una operación, del Departamento de Defensa estadounidense en conjunto con varias instituciones en el Pacífico y el Caribe, que incrementó su flota con helicópteros, naves marítimas y aviones, además de la presencia militar en las costas de Latinoamérica para detectar las operaciones del cartel de los Soles que opera en ese país con el consentimiento de Maduro quien, según Faller, lucra de estas actividades ilícitas.

Estas operaciones, según Faller, no buscan invadir militarmente a Venezuela o derrocar el régimen de Maduro, sino combatir el tráfico de drogas del cartel que tiene el control de las rutas y dominio hasta el sur del territorio mexicano.

"Estas organizaciones controlan el territorio en el sur de México y estamos listos para neutralizarlos, destruir sus redes. Operan vía aérea con el consentimiento de Maduro, pero estamos tratando de neutralizarlo. Como he dicho antes, esta operación no es contra Maduro sino contra el narcotráfico y él esta involucrado en esta organización", insistió el militar.

Desde el Departamento de Estado estadounidense se planteó una hoja de ruta para alcanzar la democracia en Venezuela en la que exigía la salida de los servicios de inteligencia de otros países dentro de Venezuela, además de otras acciones como un gobierno de transición para alcanzar la democracia, pero la propuesta fue rechazada tajantemente por Maduro.

Faller afirmó que la relación entre Cuba y Venezuela es fuerte, en una combinación en la que Maduro emplea el poder que ostenta para permitir la presencia de la inteligencia y seguridad cubana,  y ésta a su vez asegura la supervivencia del régimen venezolano, servicios que están infiltrados y que su salida es clave para poder alcanzar dicha transición.

"Los cubanos han apoyado las actividades ilícitas de Maduro, de eso no hay duda, y saben del tráfico de drogas desde y hacia Venezuela, especialmente en aire. Por eso estamos enfocados en esta operación con nuestros aliados de la región en quienes confiamos y que son muy importantes para poder abatir estas organizaciones y quitar el dinero del bolsillo de Maduro" y sus compinches, denunció Faller al tiempo que dijo que las redes criminales resultan una amenaza para las democracias e instituciones de la región.

El almirante resaltó que el aumento en el nivel de las fuerzas militares estadounidenses presentes en la región es significativo, y lo calculó entre un 60 o 75%, dependiendo del tipo de misión, mar o aire. En cuanto a la cantidad de embarcaciones que Estados Unidos mantiene en alta mar para interceptar y contrarrestar los envíos de droga, Faller prefirió no precisar la flota, pues alegó que no daría información de inteligencia a su enemigo. No obstante, insistió en que "esta operación no se diseñó para militarizar el Caribe o para emplearla en una intervención militar".

Recalcó que en las últimas semanas hubo un incremento significativo en la cantidad de droga que ha salido desde el país vecino por vía aérea y marítima y por tanto, Colombia ha arreciado acciones para apoyar a Estados Unidos en interceptar dichos cargamentos.

Añadió que las organizaciones criminales están aprovechando el esfuerzo de los gobiernos concentrados en abatir la pandemia de Covid-19 para incrementar los envíos de droga a su país, pero aún así, han logrado decomisar varios cargamentos. En especial se refirió a un decomiso de1700 kilos de supuesta cocaína en las costas de Costa Rica. Dijo que con la puesta en marcha de la operación anunciada por el Departamento de Defensa recientemente, han logrado recopilar muy buena información sobre la forma en que operan estas organizaciones desde Venezuela, donde dio entender que los narcotraficantes no sienten ningún tipo de presión por parte del régimen contra esta actividad ilícita. De inmediato aclaró que la estrategia para combatir el narcotráfico en Venezuela se planificó antes de que la pandemia azotara a Estados Unidos, pero que reconocieron su importancia por la seguridad de Estados Unidos y sus aliados en la región, entre los que mencionó a Colombia, Costa Rica, Panamá, El Salvador y Guatemala.

A respuesta de una de las intervenciones periodísticas sobre las conexiones entre Venezuela e Irán, el almirante mencionó que el país árabe es el estado que más expande el terrorismo y sus nexos están todas partes del mundo. "Sabemos que la organización terrorista Hezbolla tiene amplias conexiones con esa parte del mundo (Venezuela) y en la diáspora, además de conexiones financieras. Hay evidencia de los atentados que han hecho en sitios como Argentina y otras partes del mundo".

En seguida indicó que han notado un incremento de la actividad de los iraníes en Venezuela y se encuentran muy pendientes de estas actividades que puedan motivar la inseguridad e inestabilidad de la región, "hay que preguntarse, cuál es el interés de Irán en operar dentro de Venezuela, no comentaré sobre las formas o métodos en que están involucrados", zanjó.