Temas Especiales

23 de Jul de 2021

América

El chavismo recupera el Parlemento; Guaidó pide unión en la oposición

El régimen de Maduro toma el control de ese poder del Estado tras las elecciones del 6 de diciembre. Mientras tanto el líder opositor Juan Guiadó convocó a los dirigentes Henrique Capriles, Leopoldo López, María Corina Machado, Julio Borges, Manuel Rosales y otros a que atiendan lo que calificó el último llamado de la patria para lograr la transición política en el país

Los más de 200 diputados chavistas electos en los comicios del pasado 6 de diciembre –en las que se impusieron casi sin competencia– llegaron en grupo este martes a la sede del Parlamento venezolano, luego de realizar una breve caminata por los alrededores, para tomar posesión de sus escaños.

La primera dama de Venezuela, Cilia Flores, y los líderes chavistas Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez, entre otros, en la plaza Bolívar del centro de Caracas (Venezuela).EFE/Miguel Guiérrez

Cargando el cuadro del libertador Simón Bolívar y del fallecido presidente Hugo Chávez (1998-2013), los diputados entraron al hemiciclo gritando: “¡Qué viva Chávez!”, describe la agencia EFE

Al son de la música folclórica y vociferando “¡qué viva la patria!”, los diputados ingresaron los cuadros que habían sido sacados por la anterior directiva del Parlamento que controlaba la oposición liderada por Juan Guaidó.

Los mismos fueron exhibidos en el hemiciclo protocolario, tal y como lo prometió el chavismo durante la campaña electoral.

El hemiciclo de sesiones se encuentra además con aglomeraciones y sin que se respete el distanciamiento social ordenado para la prevención de la covid-19, aunque los parlamentarios sí mantienen el uso de mascarillas.

Son 277 diputados los que se instalaron ayer en el Parlamento, de los cuales 256 son chavistas.

Los legisladores que asumieron funciones fueron elegidos en unas elecciones tachadas de fraudulentas por parte de la comunidad internacional.

Los líderes opositores tradicionales no participaron tras una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por la que fueron intervenidos sus partidos y se impusieron nuevas directivas más dóciles para el chavismo.

Concretamente, el Supremo puso al frente de estos partidos a exmilitantes que habían sido expulsados por estar supuestamente vinculados con actos de corrupción con el gobierno.

El Parlamento elegido en 2015, controlado por la oposición y que rechaza la instalación del Legislativo que se instaló ayer, ha dicho que seguirá ejerciendo funciones durante un año más.

El nuevo presidente del Parlamento es el exministro de Comunicación Jorge Rodríguez.

El chavismo recuperó la Asamblea Nacional en unas elecciones con un alto nivel de abstención y el llamado al boicot de los principales partidos y líderes opositores, como sucedió en las presidenciales de 2018, al considerar que no hay condiciones justas para una disputa electoral.

Apenas el 31% de los votantes habilitados acudió a las urnas, arrojando más de 67% de preferencia electoral a favor del oficialismo, según reseña la BBC

Se afianza el régimen

Según explican analistas, esto supone un afianzamiento en el poder de la llamada revolución bolivariana en el país sudamericano y desafía la estrategia encabezada por Juan Guaidó para derrotar al gobierno de Nicolás Maduro.

“La oposición optó por una estrategia a partir de un supuesto equivocado: que el chavismo iba a ser más débil y se iba a fragmentar con Maduro”, explica el politólogo venezolano Ricardo Sucre a BBC.

El profesor universitario indica que en estos años se esperaba un colapso en la gestión gubernamental y que los detractores de la revolución bolivariana depositaron demasiadas esperanzas en la presión internacional, fundamentalmente en la de Estados Unidos, principal valedor de Guaidó.

“Esa gran fuerza política, debido a que en 2015 se castigó la gestión de Maduro por sus resultados, fue un intento de contrapeso. Sin embargo, el gobierno logró cohesionarse para evitar dejarse derrocar. Los opositores confundieron la fuerza de contención que les dio el pueblo con una de insurrección, y ese fue el error”, señala.

Acciones paralelas

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional electa en 2015, aseguró que la oposición venezolana está de pie y logrará la libertad del país. El opositor hizo la afirmación este martes durante la sesión de inicio del período anual adicional del Poder Legislativo (acto paralelo al chavista).

“Estamos aquí de pie, ese es el primer mensaje a (Nicolás) Maduro. No solo por la necesidad de la institucionalidad e interlocución legítima del Parlamento; estamos aquí por la gente, por los que no se rinden, por los que quieren regresar a su país, por el sector salud, por los millones de venezolanos que quieren cambio, porque vamos a lograr la libertad de Venezuela“, manifestó, según reseña el diario venezolano El Nacional.

Guaidó convocó a los dirigentes Henrique Capriles, Leopoldo López, María Corina Machado, Julio Borges, Manuel Rosales y otros a que atiendan lo que calificó el último llamado de la patria para lograr la transición política en el país.