Temas Especiales

08 de May de 2021

América

La Justicia ordena que las clases sigan siendo presenciales en Buenos Aires

Se trata de un fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la capital

Argentina
Manifestantes fueron registrados este sábado al protestar contra el gobierno del presidente Alberto Fernández.EFE

Las clases escolares seguirán siendo presenciales este lunes en Buenos Aires, después de que un tribunal fallara contra la decisión del Gobierno argentino de cancelarlas por dos semanas para frenar la fuerte escalada de contagios de covid-19, con la que el alcalde de la capital se había mostrado en contra.

"La Justicia acaba de determinar que en la ciudad de Buenos Aires, a partir de la autonomía con la que cuenta la ciudad, debemos garantizar la continuidad de las clases presenciales. Mañana hay clases presenciales", dijo el jefe de Gobierno local, Horacio Rodríguez Larreta, en una rueda de prensa este domingo.

Se trata de un fallo de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo de la capital, que hizo lugar a una presentación realizada por un grupo de padres de alumnos y de docentes, según señaló el alcalde.

UN DECRETO POLÉMICO

Por un decreto, el presidente, Alberto Fernández, dispuso la semana pasada, entre otras medidas, que las clases sean virtuales desde este lunes hasta el 30 de abril en el área metropolitana de Buenos Aires -zona más afectada por la segunda ola de la pandemia, con alrededor de 15 millones de habitantes-, solo dos meses después de que se retomara la presencialidad tras casi un año de colegios cerrados.

Esa decisión generó una fuerte disputa con Rodríguez Larreta, principal rostro de la oposición, quien, convencido de las "devastadoras consecuencias" que tuvieron en los escolares los centros cerrados en 2020, presentó un amparo ante la Corte Suprema, que aún no se expidió, al que se suman otras presentaciones en tribunales locales realizadas por grupos de padres o instituciones.

El viernes, el presidente y el alcalde, a petición de este último, mantuvieron una reunión en la que no se llegó a un acuerdo.

Rodríguez Larreta insistió hoy que las escuelas mantienen estrictos protocolos para evitar los contagios y que de las 755.000 personas que concurren a los colegios, solo el 0,89 % se contagiaron de coronavirus.

"Que sepan que todas las decisiones que tomamos en la ciudad son basadas en los datos, en la evidencia, recogen la opinión de expertos nacionales e internacionales. Siempre vamos a estar buscando atender el bienestar integral de las personas", agregó.

Al tiempo que pidió que la sociedad se siga cuidando y respetando los protocolos, el alcalde anunció medidas de refuerzo como mayores controles a la entrada y salida de las escuelas -Fernández había alertado de las aglomeraciones que se producen a las puertas de los centros-, así como en el transporte público.

También reafirmó su "convicción" respecto de la necesidad de mantener el diálogo con el Gobierno nacional.

MANIFESTACIONES CONTRA EL CIERRE

Además de la controversia política, en los últimos días grupos de ciudadanos se manifestaron contra las medidas en la ciudad y frente la residencia del presidente, quien insiste en que debe prevalecer el criterio epidemiológico y no el educativo.

De igual modo lo ven los varios sindicatos de docentes que vienen presionando para que las clases pasen a la virtualidad: tras conocerse el fallo judicial, la Unión de Trabajadores de la Educación llamó a realizar un paro de docentes este lunes.

"Exigimos que Horacio Rodríguez Larreta acate lo resuelto por el Poder Ejecutivo Nacional. Porque la salud y la vida son prioridad", reza la convocatoria.

Si bien Fernández no se manifestó aún tras conocerse la resolución judicial, sí lo hizo su ministro de Justicia, Martín Soria: "La fiscal, los jueces y el Gobierno de la Ciudad deberán hacerse responsables de las consecuencias sanitarias de esta medida", señaló en Twitter.

"Una medida sanitaria del gobierno nacional pretende ser suspendida por la Justicia porteña, un fuero local, manifiestamente incompetente para resolver sobre cuestiones federales. Este mamarracho jurídico sólo tiene una explicación y es política", agregó Soria.

Además, remarcó que el presidente tomó "una decisión de Estado para preservar la vida de miles de argentinos, no dictó políticas educativas".