Temas Especiales

04 de Jul de 2022

América

Crecen protestas en Ecuador, Lasso mantiene estado de excepción

Miles de indígenas se mantiene movilizados para exigir al exbanquero y presidente del país, Guillermo Lasso, medidas para frenar el alto costo de la vida. La crisis suma cuatro muertos y más de cien heridos

Crecen protestas en Ecuador, Lasso mantiene estado de excepción
Ecuador cumple doce días de protesta y suma al menos cuatro muertos.EFE

Ecuador cumple doce días de protestas con un escalamiento de las tensiones y sin puentes a la vista para un posible diálogo entre el gobierno del presidente Guillermo Lasso y el Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

Este jueves, la Policía Nacional reprimió a los manifestantes que se encontraban en los alrededores de la Asamblea Nacional en la ciudad de Quito, desencadenando duros enfrentamientos que de acuerdo a grupos indígenas y estudiantiles, dejaron al menos una decena de heridos.

Según reportes de la prensa ecuatoriana, las organizaciones llegaron pacíficamente a las inmediaciones del palacio legislativo para luego intentar ingresa al edificio, momento en que la policía disparó gases lacrimógenos contra los marchantes.

Reclamos sociales

La Conaie, la organización indígenas más importantes y grande del Ecuador, inició la jornada de paro desde el pasado 13 de junio. El líder de la confederación Leonidas Iza, afirmó que se vieron obligados salir a las calles luego de que se agotaran las conversaciones con el gobierno de Lasso sobre diversas demandas que incluían medidas de urgencia ante la situación socioeconómica postpandemia.

En un pliego de cargos de diez puntos, la Conaie piden frenar la subida del precio de los combustibles y un congelamiento de los precios; encarecidos a nivel mundial tras estallar la guerra en Ucrania.

También exigen una moratoria para las deudas privadas, públicas y de las cooperativas, como política para evitar que las familias que perdieron sus empleos por la crisis de la covid-19 les sean embargadas sus casas, terrenos o propiedades.

Desde los sector campesino, uno de los que más se han movilizado en los últimos días, solicitan una intervención para mantener unos precios justos para su producción y así frenar la especulación en los costos.

Entre las demandas está detener la ampliación de la frontera de extracción petrolera y minera, un reclamo exigido con fuerza desde las comunidades del sur del país y la región amazónica.

En la lista de demandas se incluye el rechazo a la privatizaciones impulsadas por la administración Lasso, que incluiría instituciones públicas de telecomunicaciones, hidroeléctricas y bancarias.

La Conaie también reclama mayor presupuesto para el sistema educativo y sanitario, así como una política de desarrollo de empleo y el fin del estado de excepción impuesto por el Ejecutivo desde el pasado 17 de junio, una medida que fue ampliado cuatro días después mientras la Asamblea Nacional debatía sobre su posible derogación.

A medida que pasan los días, otros sectores como los grupos feministas, gremios médicos y sindicatos se han sumado al llamado de la Conaie.

Escalada

A lo largo de esta semana las tensiones se han avivado, sobre todo tras las declaraciones del ministro de Defensa Luis Lara, quién insinuó que las manifestaciones buscaban “subvertir” el orden democrático del país.

En una comparecencia junto con los altos mandos de las fuerzas armadas dijo este martes: “La democracia del Ecuador está en serio riesgo ante la acción concertada de personas exaltadas que impiden la libre circulación de la mayoría de los ecuatoriano”.

Unas declaraciones que se dieron un día después de que Lasso, acaudalado exbanquero y líder del derechista movimiento CREO, señalara a la Conaie de “buscar el caos” y querer “botar al presidente”.

Por su parte Iza, representante más visible de la Conaie rechazó este jueves las acusaciones del Gobierno. Afirma son “excusas” para justificar la violencia contra las protestas.

“El gobierno nacional, mientras, está haciendo valoraciones externas o poniendo escenarios que no existen y que no hemos planteado; pues, prácticamente, pretende imponer la violencia para defender supuestamente la democracia” señaló Iza en una entrevista ayer jueves en la BBC.

El líder indígena igual rechazó los hechos de violencia y denunció la incursión de “infiltrados” en las manifestaciones, que incluyeron daños a la sede de la Fiscalía de la Nación en la capital ecuatoriana.

Hasta el momento se han registrados cuatro muertos, más de una decena de heridos y al menos 80 detenidos según información oficial.

Las protestas son las más grandes desde las movilizaciones de 2019, también protagonizadas por la Conaie durante la administración del expresidente Lenin Moreno. Entonces, las manifestaciones respondieron al rechazo de diversas organizaciones sociales al plan del Ejecutivo para levantar el subsidio al combustible como parte de lo pactado entre Moreno y el Fondo Monetario Internacional.

Una jornada que dejó al menos mil heridos y 11 muertos, al tiempo que Moreno se vio obligado a recular la medida.