Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Mundo

Bushehr ya tiene listo su despegue

MOSCÚ. La primera planta atómica de Irán, Bushehr, construida por especialistas rusos a orillas del golfo Pérsico, será puesta en marcha...

MOSCÚ. La primera planta atómica de Irán, Bushehr, construida por especialistas rusos a orillas del golfo Pérsico, será puesta en marcha el próximo 21 de agosto, anunció ayer la agencia nuclear rusa Rosatom.

El funcionamiento de dicha central con 1.000 megavatios de potencia se hará después de que los especialistas de los respectivos países carguen el necesario combustible nuclear, informó la oficina de prensa de Rosatom.

Rusia acordó en 1995 construir la estación en el sitio elegido por la firma alemana Siemens para otro proyecto en la década de 1970, pero las cancelaciones dificultaron el desarrollo del complejo de 1.000 millones de dólares. Algunos diplomáticos creen que Moscú lo usó como un arma de negociación en las relaciones con Teherán.

El proceso llevará por lo menos entre dos y tres semanas. ‘Este será un paso irreversible’, dijo por teléfono Sergei Novikov, portavoz de la corporación atómica estatal Rosatom. ‘En ese momento, la planta de energía nuclear Bushehr estará certificada como una instalación de energía nuclear’, agregó.

Por su parte, el jefe de la agencia de energía nuclear iraní, Ali Akbar Salehi, dijo que a fines de septiembre o principios de octubre se celebrará una ceremonia para inaugurar la planta, cuando el combustible sea ‘transportado al corazón del reactor’. Este último estará conectado con la red eléctrica de Irán. Unas seis semanas después, dicho proceso comenzará a funcionar a un 50 por ciento’, informó Salehi a la agencia de noticias semi oficial Mehr.

SOSPECHAS

Estados Unidos se mantiene crítico con el proyecto Busherhr y sobre todo ante los oídos sordos de Rusia, ya que le advirtió a ésta que retrasase el lanzamiento hasta cerciorarse de que Teherán no busca la construcción de una bomba atómica. El temor no sólo se ha despertado en Estados Unidos, sino que muchos otros países occidentales se muestran reticentes ante el lanzamiento. Todos ellos rezan para que Teherán no desarrolle un arma nuclear.

‘A palabras necias, oídos sordos’. Este refrán es el que ha aplicado Rusia a las palabras de Estados Unidos. De hecho, era una obviedad que Rusia no iba a frenar sus pretensiones y que el proyecto iba a salir adelante. Rusia ha mantenido siempre que ‘la parte iraní ha dado garantías escritas adicionales de que el combustible será empleado exclusivamente en la central’ para la generación de electricidad.