28 de Nov de 2021

Mundo

El dominio geopolítico y los imperios

¡Qué bella y rica es la historia cuando se investiga, analiza y compara con nuestro acontecer! Ella nos muestra, y demuestra, cómo, cuá...

¡ Qué bella y rica es la historia cuando se investiga, analiza y compara con nuestro acontecer! Ella nos muestra, y demuestra, cómo, cuáles y quiénes han sido los detractores del desarrollo de los pueblos. No hay raza ni países superiores. Nadie descubrió nada, todo estaba allí en la creación, en América con civilizaciones súper avanzadas. Lo cierto es que los imperios no han pasado, se mantienen vigentes tal como antes. Siempre han caído, porque se fundamentan en la opresión, en la dominación por la fuerza, el engaño y la corrupción, y, aunque han modificado sus hábitos y modernizan sus formas de actuar, en el fondo siguen siendo los mismos usurpadores y crueles explotadores del ser humano y las riquezas del planeta tierra. Antes, como hoy, utilizan su poder económico y militar —llámese fuerzas armadas o de ‘inteligencia’— para apoderarse de territorios cercanos o de ultramar, sometiendo, violando todo derecho, robando y asesinando a quienes en defensa de lo suyo, se oponen a sus bellaquerías. Antes fue con su marina de veleros bien pertrechados, que, aunque fueran piratas, eran reconocidos con títulos de ‘nobleza’ de esas ‘coronas’ que todavía existen, también con gobiernos que obedecen a intereses económicos. Esas usurpaciones y despojos de antes, logradas por desalmados y delincuentes, se ejecuta hoy con modernos barcos, portaaviones, submarinos, aviones espías y ultrasónicos con armamento nuclear que, según quienes los usan, son para defender la libertad y la democracia. Como antes, el colonialismo está vigente en África y América con 16 posesiones (10 inglesas) aunque existen otras formas de colonialismo. Lo peor es que van en aumento y se tratan de justificar con pretextos absurdos, como en las Islas Malvinas. El dominio geopolítico acrecienta los ingresos económicos, por lo que hoy, ante la insostenible crisis y el fracaso de un sistema inhumano e infame (la recesión y el PIB lo pagan los pobres) se hostiga y trata de desacreditar con falsedades a los gobiernos legítimos de los países emergentes. No paran de saquear a sus ex –colonias en América y África, hoy con transnacionales, mientras en Oriente Medio, resto de África y Asia invaden, destruyen y luego ‘reconstruyen’ (¿y los muertos?), así hacen doble negocio. ¿Algún beneficio para los pueblos de Irak, Libia, Egipto, o Siria? Ninguno. Se habla de planes para envolver Sur América en una vorágine y retomar el control a través de la derecha. No son capaces de admitir equidad y solidaridad. Solo la concientización y la resistencia de los pueblos en defensa de sus derechos y supervivencia les permitirá vivir con dignidad.

MUNDO EN MARCHA