Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Mundo

Una puerta para la democracia

TÚNEZ. La nueva Constitución es la primera que se elabora de manera democrática desde la independencia del país en 1956.

TÚNEZ. La nueva Constitución es la primera que se elabora de manera democrática desde la independencia del país en 1956.

Los miembros de la asamblea nacional constituyente adoptaron la Carta Magna por una amplia mayoría de 200 votos a favor, 12 en contra y 4 abstenciones, en una sesión que fue retransmitida por televisión.

Tras la votación, los parlamentarios cantaron el himno nacional, enarbolaron banderas de Túnez e hicieron el signo de la victoria. También gritaron ‘¡Fieles, fieles a la sangre de los mártires de la Revolución!’, en referencia a la revuelta de enero de 2011 que terminó con la caída del presidente Zine El Abidine Ben Alí. ‘En esta Constitución todos los tunecinos y tunecinas se reunirán, esta Constitución protege nuestros derechos y pone las bases de un Estado democrático’, dijo Mustafá Ben Jaafar, el presidente de la asamblea, poco antes de la votación.

La constituyente fue elegida en octubre de 2011 y tenía previsto aprobar el texto hace un año, pero se retrasó mucho por los desacuerdos persistentes entre los islamistas de Ennahda, mayoritarios, y sus detractores.

La Constitución define un poder ejecutivo con dos cabezas y reduce el papel del islam en el país. También incluye, por primera vez en el mundo árabe, la paridad entre hombres y mujeres en las asambleas.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró un acontecimiento que supone una ‘etapa histórica’, y animó al país a completar su transición democrática. El líder de la ONU está convencido de que el ejemplo tunecino puede ser un modelo para otros pueblos que aspiran a reformas y aliente a los actores políticos de Túnez a garantizar que las próximas etapas de la transición sean llevadas de forma pacífica, inclusiva y transparente.

Al igual que Moon, la jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, dijo que la aprobación de la constitución representa un progreso importante en la transición democrática del país.

FIRMA DEL TEXTO

Las máximas autoridades de Túnez, el presidente Moncef Marzuki, el presidente de la Asamblea Nacional, Mustafá Ben Jaafar, y el primer ministro saliente, Alí Yarayedh, firmaron la nueva Constitución.Marzuki fue el primero en firmar y besó el documento e hizo la V de victoria.

El presidente tunecino saludó la ‘victoria contra la dictadura’, pero al mismo tiempo dijo que el camino para que los principios democráticos se afiancen era ‘largo’. ‘Con el nacimiento de este texto se confirma nuestra victoria contra la dictadura del derrocado presidente Zine el Abidine Ben Alí’, dijo el presidente. ‘El camino todavía es largo. Queda mucho por hacer para que los valores de nuestra Constitución formen parte de nuestra cultura’, agregó. ‘Es una victoria contra el terrorismo, una victoria para todos’, insistió Marzuki que concluyó su discurso gritando ‘Viva la democracia. Viva Túnez’.