Temas Especiales

24 de May de 2020

Mundo

Yihadistas siguen conquistando el Norte

El EIIL avanzó hacia Tikrit, natal de Sadam Hussein. En Mosul, otra de sus conquistas, secuestraron a 50 personas en el consulado turco

Yihadistas siguen conquistando el Norte
Los desplazados han llegado a Erbil, en la región de Kurdistan.

Rebeldes yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) continuaron su imparable ofensiva en el norte del país.

Tras haber conquistado el martes la ciudad de Mosul, los insurgentes se hicieron con el control de Tirkit, tierra natal del presidente sunita Sadam Hussein.

‘Todo Tikrit está en manos de los insurgentes’, declaró un coronel de la policía. Según otro responsable, los rebeldes tomaron la ciudad tras apenas dos horas de combates.

Sin cansarse y orgullosos por sus exitosas conquistas, los yihadistas continuaban su camino hacia la capital, Bagdad. No obstante, previamente intentaron hacerse también con Baiji, donde se encuentra una de las mayores refinerías del país, pero se retiraron tras la llegada de refuerzos del ejército.

Paralelamente, una serie de atentados con bomba, uno de ellos suicida, mató ayer al menos a 40 personas en áreas chiitas en el centro y el sur de Irak, informaron fuentes oficiales. Los ataques se concentraron en barrios de Bagdad y en las provincias de Karbaka y Basora.

Por su parte, para enfretar esta feroz ofensiva, Estados Unidos está listo para ayudar a Irak y frenar a los terroristas.

‘Washington se comprometió a trabajar con el gobierno iraquí y con líderes de Irak para unificar esfuerzos contra el avance del EIIL’, dijo la portavoz del departamento de Estado, Jen Psaki. ‘Estamos listos para suministrar cualquier ayuda apropiada’, agregó, Psaki y subrayó que la situación en el terreno es ciertamente muy grave.

SECUESTRO EN CONSULADO TURCO

Los combatientes de EIIL además secuestraron al menos a 50 personas en el consulado de Turquía en Mosul, incluyendo al cónsul turco en esa ciudad, Öztürk Yilmaz, según informó a la agencia EFE Bachar al Kiki, presidente de la comisión de seguridad de Nínive.

Amhet Davutoglu, ministro de Exteriores turco, señaló ayer desde Nueva York que su gobierno está dispuesto a tomar ‘represalias muy severas’ en caso que alguno de que se le haga daño a las personas secuestradas en el consulado de Mosul. Un funcionario del gobierno turco informó a la AFP que los diplomáticos habrían sido interrogados y luego trasladados al cuartel general de EIIL en Mosul.

Por su parte, Ban Ki-moon, el secretario general de la ONU, manifestó su indignación por el secuestro, y en un comunicado pidió a la comunidad internacional unirse para lograr su liberación.

‘Estoy impactado por la noticia de que estos terroristas han secuestrado al cónsul general de Turquía y a muchos empleados diplomáticos’, declaró Ban.