Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Mundo

Rusia resalta la complicidad de EE.UU. a Turquía

Un alto funcionario estadounidense indicó que el contrabando de petróleo en esa región no se produce en grandes cantidades.

Rusia resalta la complicidad de EE.UU. a Turquía
El gobierno ruso ha endurecido las restricciones contra Turquía y ha prometido no olvidar el derribo del SU-24.

El Ministerio de Defensa ruso acusó ayer a Estados Unidos de dar ‘protección directa' al Gobierno turco al negar la existencia de un tráfico significativo de crudo entre Turquía y territorios sirios e iraquíes controlados por el Estado Islámico (EI), informó Efe.

‘Cuando funcionarios estadounidenses afirman que no ven cómo llega el petróleo de contrabando a Turquía, ya no se trata de una mentirijilla menor, sino que huele a protección directa', dijo a los periodistas el portavoz de Defensa, Ígor Konáshenkov.

El viernes, un alto funcionario de la diplomacia estadounidense indicó en condiciones de anonimato que el contrabando de petróleo en esa región no se produce en grandes cantidades.

‘No existen pruebas que sugieran que hay miles de camiones en ese territorio. Deberían cruzar varias áreas distintas controladas por el EI, los rebeldes y el régimen (del presidente sirio, Bachar al Asad) y luego la frontera', aseguró.

Según Efe, El Departamento de Estado ya negó el miércoles que Turquía esté comprando crudo al EI, como afirma Rusia, que difundió fotografías y vídeos grabados por satélite que muestran filas kilométricas de camiones cisterna por la frontera sirio-turca.

‘Las afirmaciones de representantes del Pentágono y del Departamento de Estado recuerdan el ‘teatro del absurdo', basado en el doble rasero y en juegos de palabras', denunció Konáshenkov.

En la última cumbre del G20 en la ciudad turca de Antalya, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, ya presentó imágenes de satélites sobre caravanas kilométricas de camiones cisterna que se dirigían a Turquía, pero no llegó a acusar al presidente turco, Recep Taryp Erdogan, de estar implicado en ese entramado criminal.

Pero todo cambió con el derribo del bombardero ruso Su-24 en la frontera turco-siria, que según Ankara violó el espacio aéreo de su país.

Ahora Rusia, que ha adoptado una batería de sanciones económicas contra Turquía, acusa directamente el presidente Erdogan de ‘llenarse los bolsillos' con el tráfico de petróleo robado por el EI a Siria e Irak, indicó Efe.

Por otro lado, frentes a las restricciones impuestas por Rusia a Turquía, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró ayer que su país encontrará otros proveedores energéticos aparte de Rusia, debido a las tensiones entre los dos países desde que Ankara derribó un avión militar ruso en la frontera siria, reportó la AFP.

‘Es posible encontrar otros abastecedores', declaró Erdogan en un discurso televisado, refiriéndose sobre todo a Azerbaiyán y Catar.

Rusia es el principal abastecedor de energía de Turquía, a la que suministra el 55% de sus necesidades de gas y el 30% de las de petróleo, señaló AFP.