Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Mundo

Viaje del papa a Birmania bajo el drama rohinyá

El papa argentino lazó en febrero de este año un llamamiento a la comunidad internacional sobre el drama que estaban viviendo los rohinyás

El papa Francisco llegó ayer a Birmania, donde se encontrará una Iglesia que le ha recomendado prudencia a la hora de referirse a la persecución de la minoría musulmana rohinyá y que apoya fuertemente a la jefa del Gobierno, Aung San Suu Kyi, pese a las críticas internacionales.

La primera reunión del papa en la antigua capital birmana fue con el jefe de las Fuerzas Armadas, el general Min Aung Hlaing, considerado el responsable de la ofensiva lanzada a finales de agosto en el estado de Rakáin que ha provocado la huida de más 620,000 rohinyás hacia Bangladesh.

El papa argentino lazó en febrero de este año un llamamiento a la comunidad internacional sobre el drama que estaban viviendo los rohinyás, la minoría musulmana que vive en oeste de Birmania, ‘expulsados, torturados y asesinados por su fe', dijo durante un Angelus.

Sin embargo, la iglesia de Birmania en pleno ha pedido expresamente al papa que no pronuncie el término rohinyá.

El portavoz de la Conferencia episcopal de Myanmar, Mariano Soe Naing, aseguró en declaraciones a la agencia vaticana Asianews ‘que la relación con los conciudadanos budistas es muy buena, no existen hostilidades.