La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Las dos Coreas envían histórico ‘mensaje de paz'

Bajo una misma bandera, las delegaciones de las dos Coreas protagonizaron un nuevo gesto político en el periodo de distensión abierto entre ambos países

Deportistas de ambos países marcharon bajo el pabellón de la ‘unificación'.

En un simbólico e histórico acto, los juegos olímpicos de invierno en Pieonchang se convirtieron ayer en el escenario del acercamiento más importante entre las dos Coreas en la última década.

Como estaba planificado, las delegaciones deportivas de ambos países marcharon juntas bajo una sola bandera, la de la unificación, con la inusual presencia de las autoridades norcoreanas.

Pence: Desfile de Pionyang es una amenaza

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, afirmó ayer que el desfile militar celebrado por Corea del Norte en la víspera de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pieonchang fue ‘una amenaza al mundo' y ‘una más de sus constantes provocaciones'.

El número dos de la Casa Blanca se pronunció así durante la segunda jornada de su viaje a Corea del Sur para asistir a los juegos olímpicos.

Pence hizo estas declaraciones a los medios tras reunirse con un grupo de desertores norcoreanos y visitar el monumento que conmemora el hundimiento del buque Cheonan, que causó 46 muertos en marzo de 2010 y que Corea del Sur atribuye al Norte.

EFE

Bajo un pabellón con la península coreana en azul sobre un fondo blanco y liderados por la jugadora norcoreana de hockey sobre hielo Hwang Chung-gum y el piloto surcoreano de bóbsled Won Yun-jong, más de un centenar de deportistas desfilaron ante una sonora ovación de lo 35,000 espectadores en el estadio olímpico, según reportó la agencia de noticias EFE .

NUEVAS RELACIONES

El 2018 empezó con importantes pasos por parte de Seúl y Pionyang, tras el aumento de la tensión en la región, entre los Estados Unidos y Corea del Norte.

Las pruebas misilísticas del gobierno de Kim Jong-un frente a las medidas unilaterales de Washington, acompañadas de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, auguraban pocas posibilidades de disminuir las preocupaciones de la comunidad internacional sobre un eventual conflicto nuclear en la región.

El anuncio de Seúl, el pasado 7 de febrero, de la visita de Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano, acaparó la jornada del evento, al coincidir con la visita del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

La visita de Kim Yo-jong a territorio del sur es la primera de un miembro de la familia Kim en la historia.

Aunque evitaron todo contacto, Pence y la dirigente norcoreana, representantes de dos gobiernos enemigos que durante el último año han incrementado la dureza de sus amenazas, presenciaron la ceremonia separados por apenas un par de metros.