Temas Especiales

24 de Jan de 2021

Mundo

Reino Unido, primer país del mundo en adquirir la vacuna

El Gobierno británico anunció que adquirió 40 millones de dosis e iniciará su administración con el personal de salud y adultos mayores en asilos

La agencia reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido aprobó el uso de la vacuna contra el SARS-CoV-2 que desarrolló la empresa Pfizer y BioNTech, un tiempo récord en el procedimiento que generalmente toma meses o años.

Panamá es uno de los países que realizó acuerdos bilaterales con Pfizer.Daniel González | La Estrella de Panamá

Las dosis podrán administrarse en la población tan pronto como la próxima semana, lo que lo convierte en el primer país del mundo en iniciar la inmunización contra el virus que ha causado estragos sanitarios y económicos en el planeta.

Son 40 millones de dosis cuya efectividad, según la farmacéutica, se estima en 95%.

La farmacéutica realizó convenios bilaterales con varios países, entre ellos Panamá, que pretende adquirir 3 millones de dosis.

El anuncio de este miércoles del Gobierno británico explica que la aprobación se efectuó luego de “meses de rigurosos ensayos clínicos y un exhaustivo análisis sobre los datos por parte de los expertos del instituto británico regulador”, de acuerdo con una nota de prensa divulgada por el Ministerio de Salud de ese país. De acuerdo con el comunicado, los ensayos han concluido que la vacuna cumple con estrictos niveles de seguridad, calidad y efectividad, y la autorización se efectuó sin omitir los procedimientos.

Matt Hancock, al mando del Ministerio de Salud de ese país, al anunciar la noticia en el parlamento, pronunció un discurso emotivo desde el fondo de su corazón: “El mes pasado mi padrastro murió. En mi familia, como en muchas otras, hemos perdido a un amado esposo, padre, o a un abuelo por esta horrible enfermedad. Así que desde el fondo de mi corazón quiero agradecer a todos en Liverpool por permitir controlar el virus”, tenemos que combatir este virus todos juntos, puntualizó ante la mirada atenta de Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, en el parlamento.

El comité de vacunación del referido país emitió una nota de prensa en la que explica que la vacuna debe emplearse para prevenir las muertes por covid-19 y proteger la salud. La segunda priorización para administrar la vacuna es para aquellos que corren riesgo de hospitalización y para quienes están expuestos al virus, además de mantener la continuidad en servicios públicos esenciales.

La decisión se ha desarrollado con base en la revisión del impacto de la pandemia en factores de riesgo demográficos y clínicos de mortalidad y hospitalización, datos sobre exposición ocupacional, además de una revisión sobre las desigualdades asociadas al covid-19.

El comunicado del comité expresa que la vacuna parece ser segura y bien tolerada, clínicamente no hubo preocupaciones u observaciones de seguridad. Los datos indican una alta eficacia en todos los grupos de edad, incluidos resultados alentadores en adultos mayores. De esta forma, el comité aconsejó que la vacuna se emplee en la primera fase del programa de acuerdo con el orden de prioridad establecido para administrar la vacuna de dos dosis.

Por otra parte, expertos del Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos debatieron este martes la recomendación sobre quiénes deben recibir la vacuna primero. En el país del norte se espera que las dosis estén disponibles a mediados de diciembre previa autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) sobre el uso de emergencia de la empresa Pfizer.

En Estados Unidos, 21 millones de trabajadores de la salud serán los primeros en recibir la vacuna, seguidos de 3 millones de ancianos que viven en asilos o centros de cuidado.

El siguiente reto consiste en que, por ahora, las empresas Pfizer y Moderna –esta última que también espera aprobación de la FDA– tengan la capacidad de producir la cantidad de dosis en demanda por los distintos países y el tiempo que esto conlleve.

Medios internacionales publican los costos de la vacuna por dosis: Moderna $37, Sinovac (China) $30; Pfizer y BioNTech $20; Gam-Covid-Vac Sputnik (Rusia) $10; Johnson y Johnson $10 y AstraZeneca en conjunto con la Universidad de Oxford (Inglaterra y Suecia) $4.