18 de Sep de 2021

Mundo

Segunda fase de rastreo de OMS de origen de covid-19 carece de la aprobación de todos los miembros: Portavoz chino

China tiene una convicción compartida de que el plan para la segunda fase no refleja los más recientes resultados de la investigación global 

Coronavirus China
Un trabajador médico del Hospital Shengjing de la Universidad Médica de China, recolecta muestras para la prueba de ácido nucleico en ShenyangXinhua

El plan de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la segunda fase de estudios sobre los orígenes de la covid-19 fue presentado unilateralmente por el Secretariado de la OMS sin obtener la aprobación de todos los Estados miembros, dijo hoy jueves el portavoz de la cancillería china Zhao Lijian.

   

Zhao dijo en la rueda de prensa diaria que la OMS es dirigida por los Estados miembros, y que el proyecto de plan fue presentado por el Secretariado para la discusión por parte de los Estados miembros, quienes tienen derecho a hacer ajustes. "El mandato del Secretariado es proporcionar facilidades a los Estados miembros para tener consultas plenas y alcanzar consensos. No está facultado para tomar decisiones por sí mismo".

   

Desde el inicio de la covid-19, China siempre ha concedido gran importancia a los estudios sobre los orígenes del virus, y ha participado activamente en la cooperación global en esta área con una actitud abierta y basada en la ciencia, además de que ha invitado a expertos de la OMS a China en dos ocasiones para la investigación conjunta sobre el rastreo del origen, dijo Zhao.

"Hemos realizado enormes esfuerzos, logrado importantes resultados y alcanzado conclusiones autorizadas", dijo.

   

Recientemente, muchos países, incluida China, han expresado preocupación y oposición al plan de trabajo sobre la segunda fase del rastreo del origen propuesto por el Secretariado de la OMS, indicó Zhao, y agregó que es una convicción compartida de que el plan no refleja los más recientes resultados de la investigación global sobre el rastreo del origen y no puede servir como base para la segunda fase de los estudios conjuntos sobre el origen.

   

Por otra parte, 60 países han escrito al director general de la OMS diciendo que dan la bienvenida al informe del estudio conjunto entre la OMS y China y rechazan la politización de los estudios sobre el origen, añadió.

   

"Este es el llamado legítimo y la voz de la justicia de la comunidad internacional", señaló el portavoz.

Zhao indicó que antes de que el Secretariado de la OMS presentara su plan, expertos chinos, con la intención de apoyar y de coordinarse con los esfuerzos de la OMS para llevar a cabo la siguiente fase de los estudios del origen, habían presentado a la OMS una propuesta china basada en la anterior fase de estudios realizados en conjunto por expertos chinos y de la OMS y en el informe conjunto.

   

"El plan chino es una solución basada en la ciencia y profesional que ha sido probada en la práctica", dijo Zhao.

   

Señaló que la segunda fase debe guiarse por la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud, apoyarse principalmente en los científicos, y llevar a cabo una investigación científica basada en evidencias, y añadió que las conclusiones y recomendaciones del informe del estudio conjunto de la OMS y China deben servir de base para la segunda fase de los estudios.

La segunda fase no debe repetir lo que ya se llevó a cabo durante la primera fase, sobre todo en los casos en los que ya se alcanzaron resultados concluyentes, dijo Zhao, y añadió que, dado que el informe del estudio conjunto de la OMS y China ya estableció claramente que "un origen de laboratorio de la pandemia es considerado extremadamente improbable", el objetivo clave de la segunda fase debe centrarse en las posibles vías identificadas por el informe conjunto como "muy probables" y "probables".

   

"Es necesario realizar esfuerzos para impulsar la investigación de rastreo en diversos países y regiones de todo el mundo", dijo.

   

Zhao mencionó  que la práctica, los mecanismos y los enfoques utilizados en la primera fase deben aprovecharse para realizar nuevos estudios de forma ordenada y fluida.

"Las regiones que abarcará la segunda fase y el plan de trabajo deben determinarse tras una evaluación integral basada en evidencias de investigación abiertas", dijo.

Zhao señaló además que el grupo de expertos debe integrarse sobre la base de los expertos de la primera fase de la investigación de rastreo del origen, y respetar plenamente el nivel profesional, la reputación internacional y la experiencia práctica de los miembros del grupo de expertos, y añadió que expertos de otros campos pueden añadirse adecuadamente sobre la base de la composición original de los expertos si es necesario.

   

China seguirá implementar las recomendaciones de trabajo pertinentes del informe del estudio conjunto de la OMS y China, y llevará a cabo activamente más investigaciones de seguimiento relativas a China recomendadas en el informe, dijo Zhao, quien subrayó que el estudio de los orígenes es un asunto serio de la ciencia, y debemos dejar que los científicos lleguen al fondo de este virus para estar mejor preparados para riesgos futuros.

   

"Rechazamos firmemente el rastreo del origen basado en la política. En cuanto a los estudios de los orígenes verdaderamente basados en la ciencia, hemos participado activamente en ellos y seguiremos haciéndolo", dijo Zhao.