03 de Dic de 2021

Mundo

El primer ministro de Somalia declara la emergencia humanitaria por la sequía

La ONU expresa su preocupación "extrema" por la "alarmante sequía" en Somalia

Sequía
SequíaEFE

El primer ministro de Somalia, Mohamed Hussein Roble, ha declarado este martes el estado de emergencia humanitaria debido a la fuerte sequía que asola el país y ha solicitado ayuda inmediata a la comunidad internacional para poder hacer frente a un problema que en los últimos años se ha repetido en una docena de ocasiones.

La decisión se ha tomado después de la celebración de una reunión extraordinaria del Gobierno debido a la difícil situación que atraviesa el país, con una sequía que por el momento ha provocado la muerte ya de varias personas, entre ellas cinco en la región de Jubaland por hambre y desnutrición aguda.

Por su parte, varias agencias de la ONU han expresado su preocupación "extrema" ante la "alarmante sequía" que se cierne sobre Somalia, donde la temporada de lluvias no ha registrado nuevamente suficientes precipitaciones.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios ha indicado en un comunicado que esto ha provocado que 2,3 millones de personas --cerca de un quinto de la población del país-- no cuenten con el agua necesaria. Las pocas lluvias han provocado, además, que el cauce de los ríos se haya secado y que los pozos se hayan vaciado en su totalidad.

Para la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), esta situación es "extremadamente preocupante" y pone en peligro a millones de personas. Datos de Naciones Unidas muestran que más de 96.000 personas han tenido que abandonar sus hogares debido a la sequía, especialmente en el centro y el sur del país.

La sequía se ha traducido, además, en una falta de alimentos, que es grave entre algunas poblaciones. Jadija Diriye, ministra de Asuntos Humanitarios, advertió hace unos días de que los niños y los ancianos somalíes corren peligro de sufrir una grave desnutrición.

Somalia, que ha experimentado varias décadas de guerra civil, ha sufrido además una decena de sequías. Este fenómeno, que persiste, está provocado problemas también en países colindantes.