Temas Especiales

27 de May de 2022

Mundo

Embajador de Rusia en Panamá: 'La situación de Ucrania se para, si la OTAN y EEUU detienen su avance y el suministro de armas a ese país'

Hace dos semanas el país de Evgeny Boykov, representante de Rusia en Panamá, inició una guerra contra el país vecino, tras el reconocimiento de las regiones de Donetsk y Lugansk. Kiev ha pedido alto al fuego y mantener negociaciones. Putin busca recrudecer su ofensiva en Ucrania en un conflicto que deja ya 2,6 millones de refugiados y miles de muertos. Aquí la primera de tres entregas periodísticas sobre el conflicto bélico

Embajador de Rusia en Panamá: 'La situación de Ucrania se para, si la OTAN y EEUU detienen su avance y el suministro de armas a ese país'
Evgeny Boykov, embajador extraordinario y plenipotenciario de la Federación Rusa.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

El jueves 24 de febrero, Vladímir Putin ordenó atacar la región de Donbás. Las tropas rusas han atacado desde ese día varias regiones del país, incluida la capital de Kiev, en un conflicto bélico con un final incierto.

El pasado sábado, el ministro de Relaciones Exteriores ucranio, Dmytro Kulebael, ha asegurado que su país está listo para negociar el fin de la guerra iniciada por la invasión de Rusia hace dos semanas, pero no se rendirán ni aceptarán ningún ultimátum. Putin busca recrudecer su ofensiva en Ucrania en un conflicto que deja ya 2,6 millones de refugiados.

Las partes han mantenido negociaciones sobre aspectos políticos, militares y humanitarios en la zona conocida como Belovezhskaya Pushcha, en la frontera entre Polonia y Bielorrusia.

La Estrella de Panamá conversa con Evgeny Boykov F, embajadro ruso en Panamá, quien afianza la postura de su país y radiografía las causas, según su gobierno, de la guerra. Aquí la primera de tres entregas periodísticas sobre el conflicto bélico

Señor Embajador, hay una invasión de Rusia a Ucrania. ¿Qué busca Rusia en Ucrania?

La actual situación con Ucrania se produce después de tres décadas en que Rusia ha denunciado la ampliación militar de la OTAN y EEUU hacia las fronteras de nuestro país. En ese periodo nuestro gobierno hizo constantes llamados a detener ese avance, porque amenazaba nuestra seguridad nacional pero fuimos desoídos. Se nos dijeron mentiras y se despreció nuestra posición. La situación que hay hoy en nuestras fronteras con Ucrania no es solo responsabilidad de Rusia.

Avances de la OTAN y EEUU ¿Puede usted dar ejemplos de esto señor embajador?

Por supuesto. En 1999 la ampliación de la OTAN se registra con el ingreso de Polonia, Hungría y la República Checa; en 2004 ingresan a ese pacto militar las repúblicas de Letonia, Lituania, Estonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Bulgaria; Croacia y Albania en 2009; Montenegro en 2017 y Macedonia del norte en 2019.

Pero Ucrania no es parte de la OTAN

Esas es una de nuestras preocupaciones y por lo cual Rusia estuvo insistiendo en negociar con Europa y EEUU los principios de una seguridad indivisible, pero mientras nos desoían y nos entretenían con mentiras, el avance seguía como le he explicado. Si Ucrania no es parte de la OTAN ¿qué hacían allí hasta enero de este año 10 mil asesores militares de la OTAN, de los cuales cuatro mil eran de Estados Unidos? ¿Por qué, y con qué fin, OTAN y EEUU han emplazado infraestructura militar en Ucrania, capaz de hacer lanzamiento de misiles sofisticados? Europa se queja ahora, pero ¿por qué despreciaron durante 30 años los esfuerzos de Rusia?

¿Ha sido esa la justificación para invadir Ucrania?

“A nosotros también nos sorprenden esas imágenes, porque la operación militar especial firmada por el presidente Putin, ha avanzado de manera selectiva hacia instalaciones militares, no hacia ciudades ni hacia la población civil”

La decisión de nuestro presidente de firmar el 24 de febrero pasado una orden de operación militar especial tiene varios componentes. El primero, que antes de esta decisión, Rusia acogió la petición de reconocimiento de los gobiernos de las Repúblicas Populares de Donesk y Lugansk. También nuestro parlamento hizo esa recomendación al presidente Vladimir Putin. Desde 2014, cuando el gobierno constitucional de Ucrania fue derrocado por un golpe de Estado, el ejercito ucraniano inició un genocidio que hasta hoy ha dejado más de 14 mil civiles muertos; ahora se han ido descubriendo nuevas víctimas.

Pero ustedes tomaron Crimea.

Es evidente que antes de eso se produjo el golpe de Estado, en un intento por tomarse Ucrania. Los hechos de hoy confirmaron las sospechas de Rusia.

¿Y el acuerdo de Minsk?

Un año después de ese golpe se produjo el acuerdo de Minsk entre Kiev, Lugansk y Donesk. Rusia no era parte de ese acuerdo, sin embargo, actuamos como mediadores para que se respetaran los acuerdos, pero la masacre siguió durante ocho años, pese a las denuncias y las protestas de Rusia. Y continuó la expansión de la OTAN, con sus asesores y su infraestructura en una amenaza abierta a Rusia.

¿Cómo se detiene esa guerra, señor embajador?

No hubiera empezado la guerra si la OTAN y EEUU hubieran detenido su expansión. Ahora hay una situación y Rusia está dispuesta a conversar. No son negociable ni la expansión de la OTAN, ni el suministro de armas a Ucrania ni la instalación de infraestructura militar en ese país. Ni la permanencia allí de un régimen neonazi que ha masacrado a las poblaciones civiles de Donbas. Tan solo en Jersón, el ejército ruso acaba de recuperar 10 mil toneladas de armamento.

¿A Occidente le preocupa que Rusia se tome a Ucrania?

Rusia no va a permanecer en Ucrania. Rusia ha entregado a la OTAN y a EEUU su posición basada en los principios de una seguridad indivisible, que la seguridad de un país no se garantice a costo de la inseguridad de otro. Con que se cumpla lo que antes ha pedido Rusia, y la instalación de un gobierno que garantice la neutralidad de ese país, es posible que la paz se abra camino.

Son terribles las imágenes que llegan al mundo tras la incursión de Rusia en Ucrania.

A nosotros también nos sorprenden esas imágenes, porque la operación militar especial firmada por el presidente Putin, ha avanzado de manera selectiva hacia instalaciones militares, no hacia ciudades ni hacia la población civil. OTAN y EEUU saben que esas imágenes no corresponden a la realidad. Claro que todo acto bélico registra pánico entre la población y las conversaciones que las partes han sostenido en Bielorrusia, que demoraron porque Kiev así lo quiso, han contemplado la construcción de corredores humanitarios que Rusia respalda plenamente.