Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Nacional

MINGO gana apoyo a la ley bomberil

PANAMÁ. Las consultas emprendidas por el Ministerio de Gobierno y Justicia (MINGO), a bien de convencer a los miembros del Cuerpo de Bo...

PANAMÁ. Las consultas emprendidas por el Ministerio de Gobierno y Justicia (MINGO), a bien de convencer a los miembros del Cuerpo de Bomberos de Panamá de los cambios a la ley que rige la institución están ganando apoyo.

El propio ministro de Gobierno, Daniel Delgado Diamante, ha sostenido que las reformas son necesarias y urgentes porque en la entidad no se puede permitir que sigan dándose irregularidades, principalmente administrativas.

Sin embargo, un grupo de bomberos de la Zona 1 ha demandado desde hace varias semanas que el anteproyecto de ley no prospere por considerar que atenta con los derechos laborales y condiciones de la institución.

Alegaron incluso que no se les permite practicar para las festividades patrias.

No obstante, según un despacho de prensa, más de 400 bomberos de la Guardia Permanente a nivel nacional decidieron ayer en el Auditorio de la Lotería Nacional demostrar su respaldo a la propuesta que busca modernizar y reorganizar administrativa y operativamente el Cuerpo de Bomberos.

En su consenso, los miembros de la Guarida Permanente, que estaban libres, reconocieron que el proyecto de ley que ordena las finanzas de esa entidad es beneficioso para todas los camisas rojas del país, agrega el despacho.

La delegación, compuesta por representantes de las 11 zonas bomberiles del país entre ellas, Chiriquí, Colón, Bocas del Toro, Los Santos, Herrera, Veraguas, Coclé y Panamá, marcharon posteriormente al Palacio de Las Garzas, donde le entregarían una nota al Presidente Martín Torrijos, a fin de que agilice ante la Comisión de Gobierno de la Asamblea de Diputados el documento.

Durante la manifestación a la Presidencia, las unidades portaron pancartas de apoyo a la presentación de la ley lo antes posible.

Sostienen que la nueva Ley de los Bomberos acabará con malos manejos y desgreños administrativos que no han permitido que la institución esté acorde con las exigencias del país y el mundo moderno.