Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Nacional

La SIP pide respeto a los medios

MIAMI. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reaccionó con preocupación ante las agresiones dirigidas contra medios de comunicació...

MIAMI. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reaccionó con preocupación ante las agresiones dirigidas contra medios de comunicación y periodistas en Nicaragua, quienes se ven impedidos de ejercer su labor durante estos días convulsionados posteriores a las elecciones del 9 de noviembre pasado.

En consecuencia, la SIP está solicitando una audiencia con el presidente Ortega para intercambiar opiniones sobre el clima de libertad de prensa en Nicaragua. "Esperamos que nos reciba y podamos discutir temas inherentes a la libertad de expresión y la democracia", dijo el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Robert Rivard. Equipos periodísticos de los diarios La Prensa y El Nuevo Diario y de Canal 2 que se disponía a cubrir en la ciudad de León, al occidente del país, manifestaciones a favor y en contra del gobierno, fueron agredidos a pedradas e impedidos por grupos seguidores del partido oficial de llegar hasta el lugar donde se desarrollarían las protestas.

Rivard expresó su preocupación por la seguridad física de los periodistas en Nicaragua.

“Solicitamos a las autoridades, y en especial al presidente Daniel Ortega, para que haga un llamado general para que todos los sectores respeten la libertad de expresión y las posiciones divergentes, porque de los contrario la intolerancia puede hacer incrementar las manifestaciones de violencia con consecuencias irreparables”, agregó Rivard, quien también es director y vicepresidente ejecutivo de San Antonio Express-News, Texas.

Los fotógrafos Miguel Álvarez y Germán Miranda, de la Agencia Francesa de Prensa y de La Prensa respectivamente, resultaron heridos con pedradas. También fue agredido el redactor de El Nuevo Diario Ary Neil Pantoja.

De acuerdo con medios locales, los agresores preguntaban a los periodistas el medio de procedencia y amenazaban con dañar las cámaras de video y fotográficas y quemar los vehículos de los medios.