25 de Feb de 2020

Nacional

A la sombra del peligro

CHIRIQUÍ. Después de una semana de haber sido desalojadas las familias indígenas que resultaron afectadas por el aumento del caudal del...

CHIRIQUÍ. Después de una semana de haber sido desalojadas las familias indígenas que resultaron afectadas por el aumento del caudal del río Fonseca, en el corregimiento de San Lorenzo, ayer decidieron continuar a orillas de este río, porque según ellos, el gobierno no les ha dado respuesta.

“No tenemos a dónde ir, sabemos que no podemos estar aquí, pero nadie nos da una respuesta”, expresó Danilo Saldaña.

Saldaña señaló que él anualmente para esta época viaja desde la comunidad de Camarón Arriba, sector de la Comarca Ngöbe Buglé, para trabajar en el cultivo de piña, porque necesita dinero para mantener a su familia.

“No tenemos ni comida, ni plata, mientras tanto nos vamos a quedar en esta parte del río, a pesar del riesgo”, indicó Morán.

Al realizar un recorrido por el otro lado del río, nos encontramos otro asentamiento indígena conformado por 20 personas, todos trabajan en el Piñero. Lo más dramático es que los más adultos se trasladan al Piñero con sus familias completas, dejando a los más pequeños solos durante todo el día, al borde de un río tan peligroso.

Rubén Orribarra representante de San Lorenzo, manifestó que la situación que se está presentando, producto de estos fenómenos naturales, “es lamentable”, ya que generalmente para esta época el río no aumentaba su caudal.

Señaló que debido al auge que para este tiempo tiene el cultivo de piña, y la recolección de sal en las playas Nansal y Caidero, los indígenas viajan a San Lorenzo, por lo que el gobierno debería ir pensando en la construcción de una Villa del Indio, para que estas personas puedan vivir en un lugar seguro y sin estar expuestos.