Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Nacional

¿Caen las causas contra Ruby?

PANAMÁ. “Todo ese dinero fue donado por mi país a Panamá. Aquí no hubo donaciones a personas privadas. Todo fue de Estado a Estado”, ...

PANAMÁ. “Todo ese dinero fue donado por mi país a Panamá. Aquí no hubo donaciones a personas privadas. Todo fue de Estado a Estado”, declaró en el 2004 el entonces embajador de Taiwán en Panamá, David Hu, cuando los escándalos alrededor de la construcción del Museo del Tucán en Curundú conmovían los cimientos de la vida suave que disfrutaba en el Caribe. El Museo era el proyecto emblema de una amistad bilateral que se sostenía a punta de dólares y emprendimientos sociales que administraban las autoridades de turno en dos fundaciones creadas para la ocasión: “La Fundación Mar del Sur” —45 millones para construir el Hospital José Domingo de Obaldía— y la “Fundación Pro Educación Integral de la Niñez” —13. 7 millones—.

Cuatro años después la sala tercera de la Corte Suprema ha decidido reescribir la historia, contradiciendo incluso las palabras del entonces embajador Hu: ahora resulta que los casi 60 millones de dólares que los hombres del arnulfismo en el poder recibieron desde Oriente, es dinero privado que la Corte deja fuera del escrutinio público. El magistrado ponente fue Víctor Benavides, que junto a Winston Spadafora, votó por declarar privadas aquellas donaciones. El magistado Adán Arjona salvó su voto.

La decisión de la Corte le ata las manos a la Contraloría y, sobre todo, calienta el terreno de cara a una batalla que el Pleno de la Corte ya empieza a discutir en medio de la campaña electoral: las causas abiertas contra la ex primera dama Ruby Moscoso por irregularidades en el manejo de fondos donados por Taiwán para el Museo, para la restauración del Teatro Nacional y la iglesia San Francisco de Neri.

De hecho, las escaramuzas ya han empezado. El magistrado Winston Spadafora se ha impedido de fallar en un caso que involucra a personas que compartieron con él el Gabinete arnulfista, desde donde Spadafora saltó a la Corte. Allí, sus compañeros se encuentran analizando las razones de su paso al costado. La pregunta se cae de madura: ¿por qué Spadafora se impide de fallar en las denuncias del Museo del Tucán y, sin embargo, sí falló a favor de los requerimientos de los hombres de Mar del Sur, que también rondaban las esferas del gobierno Moscosista? No hay respuestas. Su magistrado suplente sería Jacinto Cárdenas, ex socio de Spadafora.

El ex magistrado Edgardo Molino Mola dice que “estoy muy en desacuerdo con el fallo. Espero que la Contraloría no tome esto como una norma sino como una excepción y siga su trabajo a pesar de esto”.

- ¿Se pueden caer las causas contra Ruby Moscoso por el Museo del Tucán?

-Eso dependerá del Pleno. Son nueve miembros y como en el fallo de Mar del Sur, puede pasar que haya discrepancias y el Pleno decida que son fondos públicos. Eso sería posible y, hasta diría, saludable.

“Dinero a Panamá, a Panamá” había dicho el embajador de Taiwán cuando le preguntaron. En la Corte parecen no querer escuchar.