26 de Feb de 2020

Nacional

Controlarán migración de Ngöbes

Panamá y Costa Rica firmaron un acuerdo para facilitar el ordenamiento y control de la migración de la población indígena panameña Ngobe...

Panamá y Costa Rica firmaron un acuerdo para facilitar el ordenamiento y control de la migración de la población indígena panameña Ngobe Buglé que cruza la frontera en temporada de cosecha, informó hoy el gobierno panameño.

El documento fue firmado en esta capital por el ministro de Trabajo de Panamá, Edwin Salamín, y su homólogo de Costa Rica, Francisco Morales Hernández, según un comunicado del Ministerio de Trabajo.

Las familias ng be buglé emigran hacia Costa Rica desde la fronteriza provincia de Chiriquí, donde habitan, para trabajar temporalmente en la zafra de café de la Zona Atlántica Sur, la región Bribri-Sixaola y la ruta migratoria de San Vito de Coto Brus, Pérez Zeledón y la zona de Los Santos, en el país vecino.

El acuerdo compromete a los gobiernos de los dos países a crear un comité técnico permanente, con el objeto "de ordenar, encauzar y controlar los movimientos migratorios con fines de empleo de estos trabajadores y sus familias".

De igual forma, reforzarán la atención de los ministerios de Trabajo para darle seguimiento a las condiciones laborales que les garanticen protección en materia de contratación y de empleo, conforme la legislación y los convenios vigentes en ambos países.

En esa línea, se establecerá un programa de información y orientación laboral en ambos países dirigido a empleadores, trabajadores y trabajadoras emigrantes indígenas, sobre los derechos y deberes conforme las leyes nacionales, en asociación con las autoridades de las respectivas comarcas, áreas demarcadas de la población autóctona panameña.

Se indica en el documento acordado que los instrumentos de información que se apliquen, tendrán que diseñarse en lengua y escritura indígena.

Una fuente del ministerio de Trabajo de Panamá dijo a Acan-Efe que el acuerdo alcanza los derechos de los niños y su incorporación a las labores de trabajo en las fincas cafetaleras costarricenses.

Las autoridades costarricenses calculan que unos 10.000 indígenas emigran desde Panamá hacia sus zonas agrícolas en época de cosecha