20 de Feb de 2020

Nacional

Falta de reparación impide clases

CHIRIQUÍ. Más de 206 niños y 11 educadores dan clases a la intemperie desde que fuertes vientos en la comunidad de Muná, corregimiento ...

CHIRIQUÍ. Más de 206 niños y 11 educadores dan clases a la intemperie desde que fuertes vientos en la comunidad de Muná, corregimiento de Peña Blanca en la Comarca Ngöbe- Buglé, a unas 5 horas a caballo, se llevaran el techo de la Escuela Cerro Miel y sin que ninguna autoridad del Ministerio de Educación se haya presentado para resolver el problema.

Eladio Miranda Salinas, presidente de la Asociación de Padres de Familia de la Escuela Cerro Miel dijo que “desde febrero la escuela está destruida por los vientos, los niños no han podido recibir clases adecuadamente, hemos improvisado ranchos con hojas de zinc viejo, pero esto es un peligro”.

Miranda agregó que han decidido no enviar a los niños a la escuela hasta tanto “recibamos una respuesta del MEDUCA porque no tienen seguridad ante la llegada de la temporada lluviosa y el mal tiempo que para esta área se presenta”.

Entretanto Rubén Jiménez, de la misma organización afirmó que las fuertes brisas de febrero arrancaron todo el techo “y tratándose de una construcción mal hecha sin la supervisión de nadie porque son escuelas de la comarca que no reciben igual apoyo que las otras” subrayó.

Explicó Jiménez que algunos salones se llenan de agua porque “el zinc de segunda, que fue instalado, está lleno de huecos y es un colador”. Dijo que pese a que el MEDUCA regional y comarcal tienen conocimiento del problema hasta la fecha nadie se ha involucrado para solucionar la situación.

A esto se suma el mal estado de la estructura del plantel, donde se están desprendiendo las vigas y las paredes están rajadas, señalaron los padres de familia.

Por su parte, Orlando Salinas, director encargado, de la Escuela de Cerro Miel, aseguró que “hemos agotado todos los recursos para lograr una respuesta sin que nos escuchen”. “Necesitamos una respuesta al problema porque se están afectados los niños de las comunidades de Muná”, finalizó.

La directora de Educación de la provincia de Chiriquí, Elizabeth Suárez, señaló que en estos momentos no hay partida para reparaciones o para construir más escuelas. Dijo que lo que se está haciendo es facilitarles material sobrante de planteles que están en reparación en otras zonas y se les presta camiones de la institución para trasladarlos a puntos cercanos a sus comunidades.

La educadora explicó que se buscó el mecanismo con el FECE y el MEDUCA, pero se les informó que ya no había presupuesto para atender el problema de la escuela de Cerro Miel y de otras 20 escuelas en la comarca.