Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Nacional

Panamá paraíso de evasores

PANAMÁ. Mientras círculos comerciales, financieros y de abogados debaten si Panamá es un paraíso fiscal, los hechos demuestran que para...

PANAMÁ. Mientras círculos comerciales, financieros y de abogados debaten si Panamá es un paraíso fiscal, los hechos demuestran que para gente como el ex presidente de Guatemala, Jorge Serrano Elías; el de Perú, Alberto Fujimori y su asesor Vladimiro Montesinos, el narcotraficante José Nelson Urrego y el zar de las pirámides David Murcia, en efecto, lo ha sido.

Todos tienen un elemento en común: sus fortunas, de origen dudoso, se diluyen en sociedades prácticamente blindadas contra las investigaciones en sus países, las cuales poseen cuentas bancarias, exclusivas propiedades y jugosos negocios en Panamá.

Serrano Elías, por ejemplo, llegó al país como asilado político hace 16 años, tras protagonizar un autogolpe. Una vez en Panamá, inscribió sociedades en las que los investigadores de la fiscalía en Guatemala han tratado de poner el ojo, sin éxito. El ex presidente vive en Panamá como un influyente hombre de negocios.

Urrego es otro ejemplo. Conocido como “el hombre que hizo llover cocaína”, en Panamá fue recibido a sus anchas en un banco local e incluso se compró una isla.

Un grupo de periodistas reunidos en Panamá por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) decidió dejar de lado el debate técnico sobre el tema y constatar en los hechos si la denominación de Panamá como paraíso fiscal es un mito o una realidad. Esto fue lo que encontraron.