Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Nacional

Murió director de mi pobre angelito

John Hughes, de 59 años, sufrió un infarto cuando paseaba por Manhattan, adonde estaba visitando a familiares, según informaron varios m...

John Hughes, de 59 años, sufrió un infarto cuando paseaba por Manhattan, adonde estaba visitando a familiares, según informaron varios medios de comunicación estadounidenses como las cadenas de televisión ABC y Foxm, y el diario The New York Times.

El fallecido director de cine fue el responsable de algunos de los grandes éxitos de comedias de la década de los ochenta, entre los que se encuentran películas como Sixteen Candles (1984) y 'The Breakfast Club' (1985), ambas protagonizadas por la actriz Molly Ringwald y dirigidas al público adolescente.

Con él trabajaron actores entonces adolescentes como Matthew Broderick, Emilio Estévez, Paul Gleason, Anthony Michael Hall, James Spader, Kevin Bacon o Elizabeth McGovern, entre muchos otros.

Otras películas de éxito dirigidas por Hughes, que vivía en el estado de Illinois y había nacido el 18 de febrero de 1950 en Lansing (Michigan), fueron 'National Lampoon's Class Reunion' (1982), que dio lugar a otras dos secuelas en 1985 y 1989, 'Mr Mom' (1983) 'Ferris Bueller's Day Off' (1986), 'Beethoven' (1992) o 'Denice the Menace' (1993).

Produjo 'Home Alone' (1990) y dirigió su secuela, 'Solo en casa 2: Perdidos en Nueva Yo (1992), que le dieron fama mundial, y que ambas estuvieron protagonizadas por Macaulay Culkin, sobre las desventuras y aventuras de un niño al que sus padres se olvidan de casa al irse de vacaciones a París y Nueva York respectivamente.

En 1997, Hughes volvió a dirigir la tercera parte de 'Solo en Casa', en esa ocasión protagonizada por Alex D. Linz.

Otras películas suyas fueron Miracle on 34th Street' 94), 101 Dálmatas' 'Flubber' (1997), 'Reach The Rock' (1998), 'Just Visiting' (2001), el remake del éxito francés 'Les Visiteurs', junto a sus dos protagonistas, Jean-Marie Poire y Christian Clavier.

También escribió el guión de 'Maid in Manhattan' (2002), que dirigió Wayne Wang y protagonizaron Jennifer López y Ralph Fiennes, y de él surgió la idea original de la comedia 'Drillbit Taylor' (2008), dirigida por Steven Brill y protagonizada por Owen Wilson.