Temas Especiales

07 de Apr de 2020

Nacional

MEF acepta hacer modificaciones

PANAMÁ. El primer día de consultas públicas al proyecto de Ley 71 que deroga la recién aprobada Ley 23 de islas y costas se concentró a...

PANAMÁ. El primer día de consultas públicas al proyecto de Ley 71 que deroga la recién aprobada Ley 23 de islas y costas se concentró ayer en el nuevo ancho de la ribera de mar que la propuesta pretende cambiar.

Son 47 metros de ancho los que han creado una disputa entre propietarios de terrenos y los proponentes de la ley.

Y es que según la propuesta se reconoce como “ribera de mar” la distancia desde la marea alta hasta 47 metros a tierra firme, pero las aproximadamente 50 personas que se presentaron al Salón Azul de la Asamblea dicen que viven en estas áreas.

“Yo vivo cerquita de la playa, en Nombre de Dios y mi familia tiene más de 50 años tratando de titular la tierra y no se ha podido”, dijo Tomás Palma un hombre que repudia totalmente el proyecto 71 al que le denominó “panfleto”.

La propuesta que fue entregada el 1 de octubre por el ministro, Alberto Vallarino, recibió un coro masivo y rotundo: “No queremos el proyecto 71” por dueños de terrenos, según ellos porque los dejaría sin nada.

Para el diputado perredista, Raúl Pineda, “este proyecto quiere buscar recursos económicos para que el Ejecutivo cumpla con sus promesas de campaña”. Mientras que el diputado y presidente de la Comisión de Hacienda, José Blandón respondió ante las críticas que se quiere asegurar el interés de los dueños de los derechos posesorios y evitar la especulación de “grandes inteses económicos”

Por su parte, el director de Catastro, Publio Cortés accedió al final del primer día de consultas a que los diputados acojan las sugerencias sobre disminuir la anchura de la ribera mar. “Esto no está escrito en piedra”, expresó.

Para hoy se espera que continúen las consultas, pero esta vez sobre cómo se fijarán los precios de las tierras.