Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Nacional

¿Dónde están las armas?

PANAMÁ. Gustavo Pérez llegó con una jovialidad inusual, que pocas veces deja ver en actos públicos. El jefe de la Policía Nacional sal...

PANAMÁ. Gustavo Pérez llegó con una jovialidad inusual, que pocas veces deja ver en actos públicos. El jefe de la Policía Nacional saludaba y sonreía, incluso a los periodistas.

Sin embargo, una pregunta, tornó el gozo del funcionario en una especie de tormento. ¿La razón?, la veintena de armas de la institución que fueron a parar a manos de civiles sin que se diesen las explicaciones, los fundamentos legales para hacer este tipo de concesiones.

Ayer, a su llegada al salón de conferencias de la institución, donde lo esperaban los periodistas para los detalles del operativo de fiestas patrias, Pérez era un funcionario feliz, trajeado con el uniforme del Estado, hizo espacio entre las filas de sillas

lustrosas para saludar a los comunicadores con un apretón de manos.

En este tiempo, cerca de las doce del día, hasta habló de algunos temas cotidianos, antes de ocupar el puesto del centro, el más importante, a su izquierda el comisionado Eliseo Aguirre, y el subdirector Jaime Ruiz, a su derecha.

La explicación del dispositivo de seguridad fue breve, y todos abandonaron el salón para concentrarse en el patio, donde los autos, las motos, las ambulancias y los autobuses estaban listos para el pitazo inicial de la jornada. Pérez recibió el mensaje de “listo”.

Motores, sirenas, notas musicales, todo bajo un sol veraniego que se ensañaba con los todos por igual. Pérez veía con atención el zarpe de las unidades cuya misión es ordenar el desorden que se produce en estas fiestas.

MOMENTO INESPERADO

El cambio súbito le vino al funcionario cuando las unidades no estaban a la vista y las notas musicales se perdían con el viento. Roderado de micrófonos y grabadoras, el director, reexplicaba los detalles del operativo y recomendaba apoyo a las unidades para mejores resultados.

Entre las preguntas del operativo. La Estrella le preguntó: ¿Los permisos de armas a civiles fueron entregados bajo su administración o en la anterior? La respuesta no fue dada.

Lo que sí dijo Pérez: “La información es la siguiente, yo siempre hago inventario de armas, sólo son, sólo supe que habían varias armas fuera en manos de oficiales que tienen idoneidad, y lo único que queremos saber es dónde están, más nada”.

Segundos más tarde, Pérez, se contradecía. “Pero sabemos dónde están, no es nada del otro mundo, es una rutina de verificación de armas.

Lo que para el director de la Policía no es nada del otro mundo, para ex funcionarios que han ocupado ese cargo, como Oswaldo Fernández, es otra situación totalmente diferente y con otros fundamentos.

Fernández dijo a La Estrella ayer que estos préstamos de armas a ex comisionados son una excepción de la regla, para aquellos funcionarios que al dejar la institución no pueden comprarse su propia arma, y se le presta una de la Policía para que se adquiera el arma.