Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Nacional

La deuda de la muerte

PANAMÁ. El Municipio de Panamá realizó esfuerzos por acondicionar los nueve cementerios de su jurisdicción a fin de que hoy —2 de noviem...

PANAMÁ. El Municipio de Panamá realizó esfuerzos por acondicionar los nueve cementerios de su jurisdicción a fin de que hoy —2 de noviembre— los ciudadanos que acudan a visitar las tumbas de sus seres queridos no tengan que presenciar el estado de abandono en que estos se encontraban.

No obstante, el déficit presupuestario, la alta morosidad de los contribuyentes y la actitud inescrupulosa de ciudadanos que dañan los arreglos que se adelantan o arrojan basura en los camposantos dificultan el logro de este objetivo, explicó Aníbal Barnes, director administrativo de Empresas Municipales del distrito de Panamá.

DEUDA EN LA CAPITAL

A pesar de la pequeña cantidad que se paga (10 dólares) por los servicios de cementerio, los contribuyentes habían acumulado una deuda de más de 94 mil dólares en concepto de arrendamiento de terrenos municipales y más de 395 mil por mantenimiento, hasta el 30 agosto y 30 de septiembre del presente año, respectivamente.

Joyce García, abogada de la institución, recalcó la necesidad de que las comunidades tomen conciencia de que “la responsabilidad de los cementerios no es sólo de la Alcaldía, sino también de los dolientes”, muchos de los cuales acuden a los cementerios a realizar ritos o a visitar las tumbas y las dejan sucias.

FALTA PERSONAL

La falta de personal también está afectando el buen funcionamiento de los cementerios municipales, por lo que se proyecta incluir en el presupuesto del 2010 la contratación de nuevos trabajadores, ya que los actuales, apenas dos, no son suficientes para atenderlos en su totalidad.

Esta realidad ha obligado a recurrir a la Dirección de Ornato y la Subgerencia de Obras Municipales para subsanar las dificultades presentes.

Los funcionarios reconocen que los panteones existentes no logran satisfacer la creciente demanda de la población, por lo que, adelantaron, la Alcaldía se halla en la búsqueda de los terrenos adecuados para la fundación de nuevos cementerios.

Explicaron que el Municipio cuenta con algunos terrenos, pero con el inconveniente de que se encuentran muy alejados de la ciudad.

Por ello, no descartan la posibilidad de recurrir al canje de estos por otros pertenecientes a particulares y cuya ubicación resulte más atractiva para los contribuyentes. Esa radiografía que se registra en la capital es similar en el interior del país. Cada año que pasa los camposantos sufren modificaciones con la intención de brindar un mejor servicio a la población. Pero las modificaciones se hacen en medio de las limitaciones que tienen los municipios y con la poca cooperación de mantenimiento que les brindan los familiares a las tumbas y bóvedas de sus difuntos.