Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Nacional

"No voy a ser un Magistrado pasivo", Moncada Luna

El designado Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncada Luna, un día después de haber sido anunciado...

El designado Magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Alejandro Moncada Luna, un día después de haber sido anunciado oficialmente para reemplazar al saliente Magistrado Adán Arnulfo Arjona, en la Sala de lo Contencioso Administrativo de la máxima corporación de justicia, ha empezado a promover su figura.

Lo primero que afirmó Moncada Luna en el noticiero matutino de Telemetro, es que no pertenece al partido Cambio Democrático (CD), afirmando que su hijo, que lleva su mismo nombre, es quien milita en el colectivo político, no obstante reafirmó que en enero pasado renunció al PRD para apoyar la campaña del actual mandatario, Ricardo Martinelli. “Apoyé la candidatura de Ricardo Martinelli y no es relevante si apoyé directamente o tras bastidores, ya que eso no afecta mi perfil para poder ser Magistrado”, aseguró Moncada, que también recordó que la constitución ordena que haya armónica colaboración entre los órganos del Estado.

Moncada Luna señaló que no ha ejercido docencia universitaria y se limitó a decir que es egresado de la faculta de Derecho y Ciencias políticas de la Universidad de Panamá. Exaltó el hecho de haber estado de los dos lados de la justicia, como litigante y como parte del Ministerio Público (MP), siendo director de la antigua Policía Técnica Judicial (PTJ). Aclaró que fue director legal del Ministerio de Gobierno y Justicia, en el gobierno militar y que nunca fue ni vice Ministro ni secretario general.

“En Panamá todos nos conocemos. Estuve cuatro años y medio en la PTJ y la ciudadanía sabe que mi salida de la PTJ fue política. No fue el pleno de la Corte, sino una sala de 3 Magistrados la que autorizó al Procurador mi salida, Sala en donde un Magistrado salvó el voto y otros 2, por motivos políticos, apoyaron mi salida”, argumentó Moncada. “No tengo malos recuerdos de mi participación como director de la PTJ, aunque se dieron diferencias, pero como todo saben, la pugna terminó al momento de salir del cargo”.

Sobre la justicia, Moncada Luna señaló que la ciudadanía sabe que él va a la Corte a mejorar la administración de justicia ya que hay muchas cosas que arreglar allí y “lo vamos a hacer”. Aseguró que la administración de justicia hay que mejorarla porque la misma debe ser tanto para ricos como para pobres. “Yo no voy a ser un magistrado pasivo, la justicia en Panamá no se lleva de la forma ideal. Hay que combatir la corrupción y sanear la justicia”, afirmó.

Moncada Luna defendió su designación enfatizando que la Constitución faculta al Presidente de la República a designar en acuerdo con el Consejo de Gabinete a los Magistrados de la Corte, y que nadie se va arrepentir de esta designación.

Al ser cuestionado sobre el procedimiento que se dio para su selección, Moncada Luna señaló que cuando se instaló la comisión y se abrió el espacio para las postulaciones, él no tenía la intención de participar como aspirante, no obstante no respondió cuando se le preguntó sobre las razones de su cambio de parecer. Moncada se limitó a señalar que hay que ver lo positivo y no lo negativo, y aseguró que “no va a aspirar al cargo de presidente de la Corte”.

Durante la entrevista televisiva, Moncada Luna se negó a hablar o responder cuestionamientos sobre las denuncias públicas que se hicieron en su contra en días pasados. Afirmó que nunca ha pedido a abogado alguno que acceda a derecho a réplica en su nombre y argumentó que “hay personas que por motivos emocionales critican y sacan denuncias, ante las cuales yo me mantengo tranquilo porque no tengo rabo de paja ni techo de vidrio. Todo el mundo sabe cómo fue mi actuación en la PTJ, hay muchas personas que trabajaron en el Ministerio Público a quienes se les pueden preguntar sobre mi, y sobre las acusaciones falsas -refiriéndose a los señalamientos del Dr. Ítalo Antinori- no voy a hablar”.

“Pregúnteme sobre qué voy a hacer yo por la justicia en Panamá, por hacer que la justicia sea igual para ricos y para pobres, por sanear el sistema, por corregirlo... La sociedad civil y el pueblo panameño se van a dar cuenta de los cambios”, sentenció.