28 de Oct de 2021

Nacional

Ejecutivo dio clases de “aseo” en 5 días

PANAMÁ. Algunos miembros del Ejecutivo tienen razones de sobra para sentirse más que satisfechos. En cinco días contados desde que inici...

PANAMÁ. Algunos miembros del Ejecutivo tienen razones de sobra para sentirse más que satisfechos. En cinco días contados desde que inició su megaoperativo para atender la crisis que generó las 600 toneladas de desechos sólidos que el Municipio de Panamá no estaba en capacidad de recoger, los avances son más que notables y la situación “está en control” casi en un 80%.

La satisfacción se duplica luego de superar las vicisitudes que vivimos por estos días con unos Juegos Centroamericanos andando en nuestro país, y el escenario dantesco que nos regalaba los ′pataconcitos′ en cada esquina de la capital del país.

En medio de las alabanzas por la satisfacción del deber cumplido y de las promesas de los voceros del gobierno de tener una ciudad completamente limpia dentro de unos cuatro días, se mantiene firme la polémica ante la cuestionada compra directa de 51 camiones compactadores que, por el orden de 8.6 millones de dólares, contrató el Municipio capitalino con las empresas Partes Diesel, S.A. y Equipa Panamá.

Recordemos que el domingo último el vicepresidente Juan Carlos Varela, el principal líder del panameñismo y correligionario del alcalde Bosco Ricardo Vallarino, solicitó “por el bien de la transparencia en el gobierno municipal” un nuevo acto público para la adquisición del nuevo equipo pesado que demanda con urgencia la Dirección de Aseo Urbano y Domiciliario (DIMAUD).

Pese a los esfuerzos, La Estrella no pudo romper ayer el silencio sepulcral del alcalde capitalino Bosco Ricardo Vallarino y de la gente de su entorno para conocer su respuesta al emplazamiento del también canciller de la República. No es la primera vez que su equipo de trabajo se sumerge frente a los cuestionamientos. Con el compromiso de mantener la conversación off the récord hubo un lacónico comentario: “La compra directa aún se mantiene”.

En las últimas fechas y sin alusión directa a la efectividad de la DIMAUD, el gobierno decidió “tomar el toro por los cuernos” y emprender acciones que dejan entrever la inminente decisión de tomar el control definitivo de la recolección y manejo de los desechos sólidos ante el inocultable fracaso a nivel nacional de los municipios.

En más de una ocasión el presidente Ricardo Martinelli ha criticado la ineficiencia municipal en la recolección de la basura; el ministro de Salud, Franklin Rivera, explora soluciones que apuntan a la compra de incineradores para cada cabeza de provincia y dejar de tratar la basura a cielo abierto; y en tierras niponas el ministro Alberto Vallarino gestionaba hace poco ante el gigante corporativo japonés Mitsubishi una solución moderna y definitiva para el tratamiento de las mil 600 toneladas de basura que genera diariamente la población capitalina.

Todas las miradas apuntan hoy hacia el Consejo Municipal de Panamá, donde se debe tratar el tema en la sesión pactada para las 10:00 de la mañana.