Temas Especiales

29 de May de 2020

Nacional

Delincuentes se toman la cancha

VERAGUAS. Las canchas deportivas del corregimiento San Martín de Porres, en la ciudad de Santiago, se han convertido en el dolor de cabe...

VERAGUAS. Las canchas deportivas del corregimiento San Martín de Porres, en la ciudad de Santiago, se han convertido en el dolor de cabeza de los vecinos del área.

Estos lugares, creados para alejar a la juventud de los vicios y la delincuencia y ofrecer un espacio para la práctica deportiva, hoy son los sitios preferidos para el consumo de drogas y los desórdenes públicos.

Así lo hicieron saber los residentes de las barriadas San Martín MIVI, 21 de Diciembre y Las Delicias, quienes enviaron notas con cientos de firmas al gobernador de Veraguas, Ernesto Martínez, en donde expresan que en estos lugares recreativos diariamente se está vendiendo y consumiendo drogas; se practican actos inmorales y no se soportan las palabras obscenas de los jóvenes que allí acuden.

Por su parte, Arístides Aizprúa, vocero de los residentes de Las Delicias, expuso que en la cancha de este lugar los jóvenes se reúnen para jugar fútbol, pero al mismo tiempo gritan obscenidades, se orinan en público, le gritan improperios a las damas y lo peor es que algunos hasta fuman marihuana.

Según la fuente, urge que se controle el comportamiento de los muchachos, en su mayoría menores de edad, y que se regulen los horarios de uso de las instalaciones, debido a que en horas de la noche hay quienes aprovechan la oscuridad para la práctica de actos inmorales.

Los vecinos de las barriadas 21 de Diciembre y San Martín MIVI también expusieron en la nota enviada a las autoridades, que el comportamiento inapropiado de los jóvenes está provocando que se deterioren las instalaciones que fueron construidas por Pandeportes a un costo de 49 mil dólares.

Por su parte, Marcos Robles, director de Pandeportes en la provincia de Veraguas, aseguró que ninguna de estas dos canchas sintéticas ha sido traspasada a la institución y por ello son sitios cuya administración y mantenimiento son responsabilidad de la junta comunal del corregimiento de San Martín.