Temas Especiales

29 de May de 2020

Nacional

Efecto dominó en mandos del PRD

PANAMÁ. Cuando Darío Fernández ganó en el 2008 se convirtió en una figura clave en la era de Martín Torrijos, cuando éste se encontraba ...

PANAMÁ. Cuando Darío Fernández ganó en el 2008 se convirtió en una figura clave en la era de Martín Torrijos, cuando éste se encontraba al mando del PRD.

Pero cuando llegó el 3 de mayo las cosas cambiaron.

Torrijos perdió la dirección del partido y llegó un nuevo Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Luego se plantearon las reformas a los estatus del partido, y la palabra unidad se convirtió en un aliciente para acabar con el divisionismo a lo interno del PRD.

Pero, por los vientos que soplan, pareciera que este es un problema que no tiene solución dentro de este colectivo político.

Ahora se ha gestado un nuevo plan que busca acabar con cualquier vestigio del ‘Team Martín’.

El objetivo se dirige hacia los miembros del Consejo Directivo Nacional (CDN). El primero fue Virgilio Vergara en Chiriquí y ahora Darío Fernández en Coclé.

DOS REUNIONES: UNA REALIDAD

Sin duda, las reuniones bilaterales que se desarrollaron ayer en la región azuerense colocaron al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) entre la espada y la pared.

Por un lado, los detractores de Darío Fernández, atrincherados en la Casa Amarilla en Penonomé, formalizaron su petición de sacar al ex gobernador de la presidencia del Consejo Directivo Nacional (CDN) en Coclé.

De esta manera, 153 de los 262 delegados de este colectivo político aprobaron unánimemente una resolución, donde piden la destitución del ex gobernador y que se convoque a un proceso electoral interno dentro del partido en un periodo máximo de 30 días.

Dicha solicitud fue entregada al primer subsecretario del CEN, Pedro Miguel González, quien se encontraba presente en la reunión.

Pero, mientras los opositores de Fernández atizaban las estrategias para sacarlo como presidente del partido en Coclé; en Natá de Los Caballeros, el ex gobernador aprovechó la coyuntura política, donde se presentaría el borrador de las reformas a los estatutos, para —junto a 70 delegados— denunciar las iniciativas maquiavélicas de sus copartidarios, que con reproches absurdos quieren bajarlo de su cargo ilegalmente.

‘Como hombre de derecho, no admitiré jamás la solicitud de mi salida, y hacerle el juego al oficialismo’, precisó Fernández.

Esto motivó a que la dirigencia del Comité Ejecutivo Nacional decidiera darle un inquebrantable espaldarazo.

No cabe la menor duda de que ahora en Herrera la mira se ha centrado en el CDN, Luis Moreno.

La Estrella conoció que ya se está gestando un movimiento interno para recoger firmas, y proceder tal como se hizo con Darío Fernández.