Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Nacional

Los bugabeños se asfixian en basura

CHIRIQUÍ. Los bugabeños residentes en La Concepción y barrios aledaños se encuentran preocupados, inquietos y molestos debido al aumento...

CHIRIQUÍ. Los bugabeños residentes en La Concepción y barrios aledaños se encuentran preocupados, inquietos y molestos debido al aumento de basura dispersa por toda la comunidad desde hace una semana, y es que carecen de un vertedero, situación que se ha salido de control y que está en manos de la alcaldía de este distrito.

Los vendedores de legumbres, verduras, billeteros, al igual que los de mercancía seca señalaron que si la basura no se recoge, pronto se podría generar una epidemia por la aparición de moscas, roedores y los perros que rompen las bolsas.

Alexis Araúz, propietario de un quiosco de legumbres, afirmó que este se trata de un mal de nunca acabar, pues se recogen los desechos por cuatro meses y luego vuelve la misma situación, sin que nadie le ponga un alto al problema.

‘En los alrededores aumentan los bultos de basura que contienen productos que generan malos olores y provoca la presencia de roedores y criaderos de mosquitos’, dijo Araúz.

En tanto, Pablo Abel Barroso, un morador de la comunidad de Escobal, dijo que urge que el alcalde encuentre una solución al problema de la basura porque es un peligro para la salud.

Barroso afirmó que Bugaba es un distrito muy productivo y no es posible que no tenga un lugar para depositar la basura.

Debido a esta situación, es importante que todos en Bugaba busquen una salida ante la crisis, seleccionando la basura de la orgánica para utilizarla como abono.

El alcalde, doctor Joaquín Castillo, reiteró que ‘se va a buscar un lugar definitivo aunque me demanden, pero tengo que resolver pronto el destino de la basura’.

Por su parte, los comerciantes indicaron que también hay inquietud debido a que durante el mes de diciembre se incrementan las cantidades de basura por las ventas navideñas y todo parece indicar que no hay forma de recoger los desperdicios.

Algunos locales y restaurantes de comida rápida tienen contrato con una empresa privada para el servicio de recolección de los desechos sólidos, pero la comunidad no cuenta con este recurso.

La situación se torna delicada y esperan pronta solución.