25 de Oct de 2021

Nacional

Grupo Ficohsa apuesta a Panamá tras la crisis hondureña

Luego de pasar lo más fuerte de la crisis que se evidenció en Honduras con el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya a media...

Luego de pasar lo más fuerte de la crisis que se evidenció en Honduras con el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya a mediados de 2009, el Grupo Financiero Ficohsa, de Honduras, formalizó el inicio de operaciones bancarias en Panamá y como parte de un proceso de expansión regional.

El presidente del Grupo Financiero Ficohsa, Camilo Atala, explicó en entrevista con Xinhua en la capital panameña, y en ocasión de la inauguración esta semana de la oficina del Banco Ficohsa en Panamá, las razones para la llegada a la plaza de la institución, con una licencia internacional.

"La crisis política tuvo un efecto económico importante, pero gracias a Dios lo superamos y ahora estamos haciendo un esfuerzo importante para fortalecer el banco", expuso.

El Grupo Ficohsa reporta un capital estimado del orden de los 200 millones de dólares y activos por unos 1.800 millones de dólares, y su arribo a Panamá supone un paso más como parte de la decisión tomada en 2001 de extender las operaciones del Banco fuera de territorio hondureño, ya que actualmente opera 14 oficinas en Estados Unidos.

Atala, quien hizo una pausa en una conversación con el vicepresidente y canciller panameño, Juan Carlos Varela, y otras personas para contestar las preguntas, en ocasión del coctel de inauguración de la nueva oficina del Banco, consideró el paso dado por el Grupo como una oportunidad de darle acceso a los clientes a un mercado financiero más sofisticado.

Señaló que el movimiento era lógico si se tiene en cuenta que Panamá cuenta con "la regulación financiera más sofisticada en el mercado financiero más sofisticado de América Central".

Detalló que el Banco Ficohsa financia proyectos de energía limpia, y que ha ido a la vanguardia en Honduras con proyectos industriales y de reexportación.

Atala reconoció que la oficina en Panamá representará una oportunidad para fortalecer el comercio exterior entre Honduras y Panamá, tras señalar que las exportaciones panameñas a territorio hondureño son del orden de los 300 millones de dólares al año.

Manifestó la expectativa de poder ampliar las operaciones del Banco en el corto plazo en la región, aunque no se aventuró a señalar en qué lugar preferirían estar primero.

"Vamos a concentrarnos en Panamá , y de ahí esperamos que salgan cosas positiva para la región", enfatizó.

Otros aspectos que desde la óptica del grupo influyeron para tomar la decisión de operar en el Centro Financiero Internacional panameño fueron las cifras que señalan a Panamá como el país con el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita más alto de Centroamérica y que cuenta con más de 47 bancos de licencia general y 32 con licencia internacional.

El presidente del Grupo Financiero Ficohsa se refirió además al actual escenario del sector bancario en América Central.

Consideró importante la presencia de los colombianos Grupo Aval, que adquirió BAC, y Bancolombia en la región, por la experiencia que puede aportar.

Atala reconoció que la presencia de bancos internacionales ha incidido en la evolución tecnológica de la banca local en la región, y genera además más servicios y productos para los clientes.

En cuanto a la pregunta sobre si es un camino ineludible la venta de bancos de la región a bancos internacionales, Atala consideró importante que los centroamericanos tengan control y manejo de la banca en la región.

"En Honduras la mitad de los bancos son locales y la otra mitad internacionales. Debe haber un buen balance entre la banca internacional y la banca local, ya que los bancos locales tienen un mayor conocimiento -del mercado-, y la banca internacional ayuda a evolucionar tecnológicamente al sector bancario en general", aseveró el banquero.