Temas Especiales

30 de Jun de 2022

Nacional

Bocas del Toro bajo la ley del fuego

PANAMÁ. En Bocas del Toro todo pude reducirse a cenizas por la voluntad de algún funcionario.

PANAMÁ. En Bocas del Toro todo pude reducirse a cenizas por la voluntad de algún funcionario.

Daniel Ayora, un italo-peruano que llegó a esas tierras, hace seis años, ha vivido ese calvario.

Su historia explica sin disimulo como se puede desatar un infierno en el paraíso.

Ayora mantiene un pleito por tres hectáreas con Cirilo Mcsween, y Amado Baker, que les vendió, al parecer, el mismo terreno a ambos.

El asunto es que, según Ayora, McSween ha presionado a Baker para que le quite a él sus 30 mil metros y además ha logrado el apoyo del corregidor Ernesto Chuito que hace un mes sin sustento legal alguno le desalojó de su terreno y según las versiones ordenó el incendio del toda la propiedad.

El caso apunta hacia una ‘serie de delitos’ afirma Edgardo López de la Defensoría del Pueblo, que atendió la denuncia de Ayora.

El propio gobernador de la provincia, José Brown, asegura que el desalojo ‘nunca’ debió realizarse, mucho menos encuentra sustento para incendiar la propiedad.

Pero a Ayora esos informes ya no le sirven de nada, ahora solo tiene 3 hectáreas llenas de cenizas y la esperanza que alguna autoridad haga justicia.

Páginas 6A y 7A