Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Nacional

La Ciudad Gubernamental no encuentra su espacio

PANAMÁ. Ha pasado solo un año desde que el proyecto de la Torre Financiera recibía un trato similar al de la joya de la corona británica...

PANAMÁ. Ha pasado solo un año desde que el proyecto de la Torre Financiera recibía un trato similar al de la joya de la corona británica. Como complemento de la conocida ‘Tuza’, el Ministerio de Economía y Finanzas desempolvó el proyecto de la Ciudad Gubernamental para que esta fuera erigida en los ‘deprimidos’ corregimientos de Curundú y Calidonia.

Originalmente, la Ciudad Gubernamental —una iniciativa de la administración Moscoso (1999-2004) para minimizar los costos de arrendamiento en que incurre anualmente el Estado para alojar las diferentes dependencias estatales— estuvo concebida para el sector de Albrook, muy cerca de donde se encuentra la Gran Terminal del Transporte.

Esta semana, el presidente Ricardo Martinelli llamó la atención de propios y extraños al anunciar el traslado del aeropuerto de Albrook para darle paso al viejo proyecto inmobiliario estatal.

‘La Tuza’ se apagó como se apagó la discusión del proyecto de ley 349 que crea la Asociación Público Privada en la que se sustentaría y que provocó una huelga médica de mala recordación (pues aún no se recuperan las citas perdidas).

Como un concepto ‘errado’ que va en contra de lo que hacen las empresas eficientes dedicadas al desarrollo urbanístico calificó Julio Rovi Fong, ex presidente de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, al evaluar la propuesta del nuevo complejo para la burocracia panameña.

Rovi apuntó que ese tipo de proyecto lo que busca es ganar y centralizar clientes, y está enfocado al negocio de unos cuantos. Será un foco mas para el clientelismo.

Para el dirigente gremial y urbanista, esta obra generará más embotellamiento en el transporte masivo debido a que toda la población se concentrará en una zona donde está la Terminal de Transporte, se construye una de las estaciones del Metro y es el cordón que conecta las principales vías de la capital. Y lo peor de todo, la servidumbre es vieja. ‘Del punto de vista conceptual, ya sea que se construya en Albrook o Curundú, va en contra del desarrollo urbano’, reiteró el experto.

DINERO O SOSTENIBILIDAD

Para la arquitecta y ambientalista Raisa Banfield, éste proyecto como muchos otros que planea y ejecuta esta administración tiene una visión desmedida que define desarrollo en todo lo que se puede construir.

‘El gobierno ve todo desde el crecimiento económico sin tomar en consideración la sostenibilildad de sus obras y si estas pueden ser reversibles al medioambiente que es el principal patrimonio del planeta’, señalo Banfield.

La ambientalista comparte la misma hipótesis de Rovi y sostiene que la ciudad gubernamental responde a un capricho del presidente debido a la bonanza económica y al endeudamiento del Estado. El presidente Martinelli se comprometió a que antes que finalice su mandato, en el 2014, el proyecto será una realidad. La licitación para la contratación del servicio de diseño y desarrollo de planos, estudio de impacto ambiental y especificaciones técnicas para la construcción de infraestructura básica del proyecto la adjudicó el MEF en marzo del 2011 a la Asociación Accidental Cotrans-Norris, la cual presentó la oferta más alta $554,795.

Esta adjudicación se dio cuando el proyecto estaba concebido para desarrollarse en los corregimientos de Curundú y Calidonia. Se desconoce si con el cambio anunciado, variarían las condiciones del contrato.

Originalmente, el desarrollo conceptual del llamado Plan Maestro para la Ciudad Gubernamental estuvo a cargo del Ministerio de Vivienda y fue desarrollado por Medina y Clement Arquitectos. En su momento, el viceministro de Finanzas, Dulcidio de la Guardia, reveló que parte de los fondos provendrían del dinero utilizado en alquileres.