Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Nacional

Trabajadores suspenden obra

SANTIAGO. Desde la mañana de este viernes, los 300 obreros que levantan el nuevo Hospital Luis ‘Chicho’ Fábrega de Santiago suspendieron...

SANTIAGO. Desde la mañana de este viernes, los 300 obreros que levantan el nuevo Hospital Luis ‘Chicho’ Fábrega de Santiago suspendieron los trabajos hasta que la empresa FCC, que ganó la licitación por 120 millones de dólares, les arregle los baños, que están inundados.

Los trabajadores señalaron que todos los uniformes estaban mojados, molestia que habían notificado a los encargados de la empresa constructora FCC, sin que les diera importancia a esta queja.

Román Marín, vocero del grupo, señaló que se reunieron con los representantes de FCC y acordaron que se harán las reparaciones en los vestidores y se mantendrá la higiene dentro de los mismo, pues esto afecta la salud de los obreros.

Marín agregó que desde el 31 de marzo el mal estado de los cubículos para cambiarse de ropa fue informado a los directivos de la empresa española, sin embargo, no se habían hecho las reparaciones.

El trabajador dejó saber que hasta que no se resuelva su queja los trabajos estarán paralizados por lo que supone que serán más de ocho horas de paro.

Según el obrero la empresa se comprometió a realizar las reparaciones, lo más rápido posible, para que se puedan reanudar los labores en esta importante construcción.

Dixon Alfonso, arquitecto supervisor por parte del Ministerio de Salud (MINSA), expresó que ‘fue un descuido de la empresa pues un tema de vestidores que se estaban mojando y la falta de diálogo con los trabajadores hizo que la situación llegara a mayores’.

Alfonso asegura que ‘este problema nunca fue informado al MINSA, de lo contrario se habría podido evitar las acciones de paralización de los trabajos en esta obra que afecta a todos los veragüenses’.

El arquitecto mencionó que es la primera vez que se da una situación de paralización del trabajo por parte de los obreros en este proyecto.

Al lugar llegaron funcionarios del Ministerio de trabajo quienes se reunieron con los directivos de la empresa y los trabajadores en donde redactaron un acuerdo, con el cual ambas partes se comprometen; uno a realizar las reparaciones correspondientes y los otros a reanudar los trabajos cuando estén en buen estado los vestidos, para lo cual se contrató a una cuadrilla especial que hasta la noche de ayer, no había terminado.