Temas Especiales

29 de Sep de 2020

Nacional

Scouts rechazan a adultos homosexuales

La Asociación Nacional de Scouts de Panamá rechaza a adultos homosexuales en sus filas porque hay que cuidar a los niños y jóvenes y ev...

La Asociación Nacional de Scouts de Panamá rechaza a adultos homosexuales en sus filas porque hay que cuidar a los niños y jóvenes y evitar que sufran "algún daño", dijo el viernes Víctor Winter, director ejecutivo de esta organización no gubernamental.

"Nosotros en la Asociación de Scouts de Panamá trabajamos con niños y jóvenes y tenemos que preservarlos y cuidarlos a ellos, por lo tanto nosotros no podríamos permitir de manera abierta que hubieran homosexuales trabajando con los niños", dijo Winter a la AFP.

El reglamento de los Scouts menciona que "no deberíamos tener homosexuales" que admitan su condición "de una manera abierta" porque "ningún padre de familia va a inscribir a su hijo en un grupo scout cuando abiertamente se sabe que hay algún homosexual", añadió Winter.

Las declaraciones de Winter se producen en la misma semana que la organización Scout estadounidense, Boy Scouts of America (BSA), confirmó la prohibición a sus miembros de mostrar su homosexualidad bajo pena de exclusión.

"Nosotros no tenemos nada en contra de los homosexuales, cada cual es dueño de hacer con su vida sexual lo que desee", pero "sí tenemos que evitar que personas adultas puedan hacer daño a nuestros niños (por su conducta homosexual)", dijo Winter.

Sin embargo Winter descartó que vaya a haber alguna purga o expulsión de homosexuales.

"Esto es un doble discurso y una actitud hipócrita. Decir que los homosexuales molestamos a los niños es estar validando la homofobia y la discriminación", dijo a la AFP Ricardo Beteta, presidente de la Asociación Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá, un colectivo que defiende los derechos de los homosexuales .

"Es un discurso desfasado que viola los derechos humanos", añadió Beteta, quien a pesar de ser gay llegó a ser capitán de tropa de los Boys Scouts.

En el caso de Panamá, si un adulto homosexual es descubierto en los Boys Scouts se le envía a una comisión que decidirá su futuro dentro de la organización, mientras que si se trata de un menor se avisa a los padres.

El capítulo panameño de los Scouts fue fundado en 1914, y desde entonces han pasado por él medio millón de personas.

En la actualidad, el gobierno de Panamá da un aporte económico a esta ONG de 50.000 dólares al año.

"Todo los días es una cosa nueva y luego dicen que no hay discriminación", dijo a la AFP el activista gay Agustín Clement."Esto demuestra la terrible situación en la que el Estado no tiene leyes antidiscriminatorias que regulen estas prácticas que deshumanizan a las personas", añadió.