Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Nacional

Martinelli no debe meterse en litigio colombo-nicaragüense

Sobre el diferendo Colombo-Nicaragüense y la posición panameña, resulta extraño que el gobierno panameño este involucrando los interese...

Sobre el diferendo Colombo-Nicaragüense y la posición panameña, resulta extraño que el gobierno panameño este involucrando los intereses del Estado Panameño en todo tipo de conflictos, sea este de carácter internacional o regional, sin que se haya hecho un estudio concienzudo por especialistas en la materia.

En el diferendo entre las dos hermanas repúblicas de Nicaragua y Colombia; la posición adoptada por el gobierno panameño a todas luces, destaca un desconocimiento total de lo que es el derecho marítimo internacional y el estricto apego a lo contemplado en la Convención de Montego-Bay que es ley de la República de Panamá.

Además, los fallos de la Corte Internacional de Justicia son inapelables, ya que las partes recurren a ella por mutuo consentimiento, para someterse a la sentencia que ésta emita; claro que la sentencia admite ciertos recursos propios del Derecho Internacional, como son la aclaración y la revisión y a menos que cambien las condiciones o haya existido dolo o coacción en la misma o un juez haya actuado de mala fe, su acatamiento es de obligatorio cumplimiento para las partes en el diferendo.

Si nosotros los panameños, no ejercimos nuestros derechos sobre este archipiélago o atolón donde está ubicado San Andrés, Providencia y Santa Catalina, en los momentos que debimos exigirlos cuando nos separamos de Colombia, así mismo como dejamos que Colombia se apropiara de gran parte de nuestro territorio en el Atrato; ya que los Estados Unidos fue quien pacto con Colombia los límites de Panamá, a través del Tratado Thompson-Urrutia y además le reconoció compensación por los daños causados por la separación de Panamá de Colombia Le queremos hacer un llamado al señor presidente quien dirige la Política Exterior de este país y a la cancillería, quien la coordina que en estos casos de diferencia entre Estados, por diferentes motivos, los métodos de la solución de las controversias internacionales, son los diplomáticos, jurídicos y políticos y para esto deben contar con personal altamente preparado en la materia objeto de cualquier diferencia y en la cual a juicio de ustedes se esté soslayando el interés del Estado Panameño.

Lo que si podemos asumir es que se puede estar pensando que ahora son mayores las posibilidades que tienen los nicaragüenses de construir un Canal por su territorio, ya que el capital y el recurso humano con que cuenta la República Popular de China lo avalaría.

Lo obligante para nosotros es hacer nuestro canal más competitivo, en el Comercio Internacional donde verdaderamente Panamá se convierta en el top logístico de las Américas que es la aspiración legítima de todos los panameños y panameñas.

Autor: catedrático de relaciones internacionales de la Universidad de Panamá.