Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Nacional

¿Panameños, los aborígenes de hace 500 años? El enojo de Quijano

El administrador del Canal de Panamá (ACP) Jorge Quijano esta vez defendió la capacidad de los panameños al referirse que las empresas S...

El administrador del Canal de Panamá (ACP) Jorge Quijano esta vez defendió la capacidad de los panameños al referirse que las empresas Sacyr Vallehermoso y la italiana Impregilo creen que aún los panameños tienen la mentalidad de los aborígenes de hace 500 años.

Según el diario El País, Quijano acusó a la española Sacyr y a la italiana Impregilo de creer que los panameños todavía son los antiguos indígenas o aborígenes con plumas maltratados hace más de 500 años por los europeos que conquistaron y colonizaron el Nuevo Mundo.

“Lo digo hoy con todo el respeto para los aborígenes americanos”, dijo Quijano en una entrevista a este diario español. Quijano aseguró que las propuestas que ha presentado el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que amenazó con paralizar las obras si no se les pagan 1.600 millones de dólares por sobrecostos, “no están buscando negociar” para resolver el diferendo.

Quijano está organizando una estrategia para el 20 de enero próximo, día señalado por el Grupo para suspender las obras si no se cumplen con sus exigencias.

La negociación se basa en el contrato que ACP y GUPC suscribieron en 2009, por 3.118 millones de dólares, para que el conglomerado construya un nuevo juego de esclusas, trecho principal de la ampliación valorada en 5.250 millones de dólares que comenzó en 2007.

La vieja ruta, abierta en 1914, opera con normalidad.La ACP propuso la mañana de este martes a la firma constructora levantar la amenaza de paralización a cambio de 183 millones de dólares como anticipo para que prosiga los trabajos y que los constructores aporten 100 millones de dólares.

GUPC respondió por la tarde de ese día una propuesta para que la Autoridad le entregara un adelanto de 400 millones de dólares con el compromiso de aportar 100 millones de dólares y evitar la paralización de las obras.

En otra propuesta del consorcio realizada la mañana del miércoles y difundida desde Roma por Impregilo, la compañía italiana, socia a partes iguales (48% cada una) con Sacyr, endureció su propuesta inicial y pidió que ACP le entregue 1.000 millones de dólares de adelanto para proseguir con los trabajos.